Y me armé de ovarios y no le escribí, lo bloqueé de todos lados y no le busqué más. Me cansé de ser la pendejª que se arrastra y se humilla para buscarle la cara.

Y me dije ya no más, y me prometí que ningún otro hijo de putª me volvería a ver la cara de pendejª como lo hizo él.

Sé que me va a costar, sé que me va a doler, pero también sé que aprenderé a valorarme por las buenas o por las malas.

Ya estuvo de tanta bajeza y andar llorando por cada esquina cada vez que lo recuerdo. Me duele, lo acepto y sé que los errores se pagan y muy caro, y estoy dispuesta a pagar el precio.

Me dije ya no más, y aunque me toque llorar y partirme en dos; pues ni modo...en su momento lo gozé y ahora lo sufriré, no será mucho, ni poco, pero esta vez es la última.

Se puede, sí se puede...

La imagen puede contener: una o varias personas y exterior

Visitas: 101

Los comentarios están cerrados para este post

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio