Resultado de imagen de margaret atwood gifs pinterest

“¿Soy una mala feminista?”

(Traducción del texto de Margaret Atwood, publicado en The Globe and Mail.)

Margaret Atwood es la autora

de más de 40 libros de poesía, ficción y ensayos, incluyendo El cuento de la criada.

Parece que soy una "mala feminista".

A esto puedo añadirle otras cosas de las que he sido acusada desde 1962, entre ellas haber llegado a la fama a costa de trepar una pirámide de hombres decapitados (según un periódico de izquierdas),

de ser una dominatrix

que pretende la subyugación de los hombres

(esta vez en uno de derechas, que incluía

una ilustración de mí con botas de cuero y látigo)

así como de ser una persona horrible que es capaz de aniquilar -con sus mágicos poderes de bruja blanca-

a quien sea crítico conmigo

en cualquier cena en Toronto

¡Doy mucho miedo!

Y ahora, parece ser, que estoy dirigiendo una guerra contra las mujeres, por ser misógina y animar a legalizar la violación como mala feminista que soy.

¿Cómo sería una Buena Feminista,

bajo la mirada de los que me acusan?

Mi posicionamiento principal es que las mujeres son seres humanos, incluyendo todos los comportamientos santos y demoníacos que esto implica, incluyendo los actos criminales.

Las mujeres no son ángeles, incapaces de hacer algo mal. Si nosotras fuéramos así, no necesitaríamos un sistema legal.

Tampoco creo que las mujeres sean niñas, incapaces de gestionar o de tomar decisiones morales. Si fuéramos así, estaríamos volviendo al siglo XXI, y las mujeres no podrían ser propietarias, tener tarjetas de crédito, no podrían acceder a la educación superior, ni controlar su propia reproducción ni votar.

Existen grupos con mucho poder en Norte América que tratan de conseguir esto, pero no suelen ser considerados feministas.

Además, pienso que, para conseguir derechos civiles y humanos para las mujeres, tienen que existir los derechos civiles y humanos, una época que incluya el derecho a la justicia fundamental, así como que para que exista el derecho de las mujeres a votar, tiene que existir el voto.

¿Las buenas feministas piensan que solamente las mujeres merecen estos derechos?

Seguramente no.

Esto significaría lanzar la moneda sobre el viejo

estado de las cosas en el cual solo los hombres

tenían derechos.

Así que supongamos que las Buenas Feministas que me acusan y la Mala Feminista que soy yo, estamos de acuerdo en los puntos anteriores.

¿Dónde divergimos?

¿Y qué he hecho yo para estar en el punto de mira de las Buenas Feministas?

En noviembre de 2016, firmé -por una cuestión de principios, al igual que he firmado muchas otras peticiones- una carta abierta llamada

" UBC Accountable", que exigía a la Universidad Británica de Columbia (UBC) responsabilizarse del proceso fallido en el trato que le dieron a uno de sus antiguos empleados, Steven Galloway, expresidente

del departamento de escritura creativa, así como

que se responsabilizara del trato que habían recibido aquellas personas que habían demandado.

Concretamente, hace siete años, la universidad se dirigió a los medios de comunicación públicos antes de que se hubiera iniciado una investigación, e incluso antes de que se le permitiera al acusado conocer los detalles de la acusación.

Antes de que pudiera averiguarlos, tuvo que firmar un acuerdo de confidencialidad.

El público -incluida yo misma- se quedó con la impresión de que este hombre era un violento violador en serie, y todo el mundo fue libre de atacarle en público, y desee que se firmó el acuerdo, el no pudo decir nada en su propia defensa.

Lo que siguió fue un bombardeo de hechos inventados.

Pero entonces, después de meses de investigación por parte de un juez, con múltiples testigos y entrevistas, el juez dictó que no había existido acoso sexual, según una declaración dada por el señor Galloway a través de su abogado.

El empleado fue despedido de todas formas.

Todo el mundo quedó sorprendido, incluida yo misma.

La asociación de su facultad interpuso una demanda, que aún continúa y, hasta que está esté cerrada, el público no puede tener acceso al informe del juez o a su razonamiento de la prueba presentada.

Que Galloway no fuera declarado culpable desagradó a algunas personas que continuaron atacándole.

Fue en este punto cuando los detalles del proceso fallido de UBC comenzaron a circular y la carta UBC surgió.

Una persona imparcial esperaría a emitir un juicio y a culpar a alguien hasta que el informe y las pruebas estén disponibles para ser consultadas.

Somos adultos:

podemos formular juicios, de una manera o de otra.

Las firmas de la carta de la UBC Accountable siempre han mantenido esta posición.

Aquellos que me critican no lo han hecho, porque

ya han tomado una decisión previa.

¿Son estas Buenas Feministas gente justa e imparcial? Si no lo son, solamente están alimentando la vieja narrativa que sitúa a las mujeres en el rol de ser incapaces de ser imparciales o de emitir juicios y le están regalando a los enemigos de las mujeres otra razón para negarles las posiciones de toma de decisiones.

Una digresión:

charla de bruja.

Otro punto contra mí

es que comparé los procesos de UBC

con los juicios de las brujas de Salem,

en los que una persona era culpable

simplemente por ser acusada,

ya que las pruebas de evidencia

eran tales que no podías ser inocente.

Las Buenas Feministas que me acusan

me impugnan esa comparación.

Piensan que yo las estaba comparando

con las brujas adolescentes de Salem

y llamándolas niñas histéricas.

Sin embargo, yo estaba haciendo alusión

a la estructura de los juicios en sí mismos.

Hoy en día existen tres maneras de hacer referencia al lenguaje de bruja.

1) Llamar a alguien bruja, como se hizo con Hillary Clinton durante las elecciones recientes

2) "Caza de brujas", usado para insinuar que alguien está buscando algo que no existe

3) la estructura de los juicios de las brujas de Salem,

en los cuales eras culpable por ser acusado.

Yo estoy hablando de este tercer uso.

Esta estructura -culpable por ser acusado- se ha aplicado en muchos más episodios históricos además de en el de Salem.

Tiene a activarse durante la fase de revoluciones de

" terror y virtud " -algo se ha hecho mal y debe haber una purga, como en la Revolución Francesa, la purga

de Stalin en la USSR, el periodo en China de la Guardia Roja, el gobierno de los Generales en Argentina y los primeros días de la Revolución Iraní.

Esta lista es larga y concierne a políticas de izquierdas

y de derechas. Antes de que acabe el periodo de

"Terror y Virtud, muchas personas caen por el camino.

Hay que señalar que no estoy diciendo que no haya traidores o cualquiera que sea el motivo para hacerles caer, simplemente en estos tiempos, las reglas habituales se puentean.

Estas cosas se han hecho siempre en nombre de construir un mundo mejor.

Algunas veces consiguen que mejore, pero solo por

un tiempo. Otras veces este argumento se usa como excusa para ejercer nuevas formas de opresión.

En cuanto a la justicia paralela

(el momento en que empezamos a tomarnos la justicia por nuestra propia mano)

-condena sin juicio- comienza como una respuesta a la falta de justicia -ya sea porque el sistema está corrupto, como en la Francia prerrevolucionaria, o porque ni siquiera existe, como en el Wild West- así que la gente toma la justicia por su propia mano.

Pero la justicia paralela puede convertirse en un hábito de linchamiento, en el cual el modelo de justicia disponible se desestima y se conservan y solidifican las estructuras de poder al margen de la legalidad.

La Cosa Nostra, por ejemplo, comenzó como una resistencia a la tiranía política.

El movimiento #MeToo es un síntoma de que el sistema legal está haciendo aguas.

Demasiado a menudo, las quejas de mujeres por abusos sexuales, no son escuchadas y tratadas de manera justa por las instituciones -incluyendo estructuras corporativas- así que comienzan a usar una nueva herramienta: internet. Las estrellas caen del cielo.

Esto ha sido muy efectivo, y ha sido visto como una llamada masiva a despertar respecto a esta realidad.

Pero ¿qué es lo siguiente?

El sistema legal debe reformarse o sino nuestra sociedad pasará a disponer de él.

Instituciones, corporaciones

y lugares de trabajo deben sanearse

y hacer limpiezas internas,

o sino tendrán que esperar

más caídas de estrellas

y también de un montón de asteroides

Si el sistema legal

está superado porque es visto

como un sistema inefectivo,

¿qué ocupará su lugar?

¿Quiénes serán los nuevos agentes de poder?

No lo serán las Malas Feministas como yo.

Nosotras no somos aceptadas

ni por la derecha ni por la izquierda.

En tiempos de extremos,

los extremistas ganan.

Su ideología se convierte en una religión,

y cualquiera que no apoye sus puntos de vista

es concebido como un apóstata,

un hereje o un traidor,

y los moderados situados

en el medio son aniquilados.

Los escritores de ficción

son particularmente sospechosos

porque escriben sobre seres humanos

y la gente es moralmente ambigua.

El objetivo de la ideología

es eliminar la ambigüedad.
La carta de la UBC

es también un síntoma

-un síntoma del error cometido

por la Universidad Británica de Columbia

y de su proceso fallido-.

Este tema debería haber sido abordado por Canadian Civil Liberties o B.C. Civil Liberties.

Quizás estas organizaciones levantarán ahora la mano.

Dado que la carta se ha convertido en objeto de censura –con llamadas que reclamaban eliminar el espacio web, así como las reflexiones de los autores- quizás PEN Canada, PEN International, CJFE y Index on Censorship deberían también posicionarse.


La carta decía desde el principio que la UBC había tenido una actuación fallida tanto con los acusados como con los querellantes.

Yo añadiría que también falló al público contribuyente, que financia a la UBC por una suma que asciende a los 600 millones de dólares al año.

Nos gustaría saber cómo se gastó nuestro dinero en esta situación. Los donantes de la UBC –que recibe billones de dólares en donaciones privadas- también tienen el derecho de conocer cómo se gestiona ese dinero.
En todo este asunto, los escritores se han enfrentado unos a otros, especialmente desde que la carta fue distorsionada por sus atacantes y vilipendiada como si se tratara de una Guerra contra las Mujeres.

Pero en este momento, quiero hacer una llamada a todas –tanto a las Buenas como a las Malas Feministas como yo- para que abandonen sus disputas improductivas, sumen fuerzas y dirijan el centro de atención hacia donde debería haber estado siempre: la UBC. Dos personas que se querellaron se han pronunciado ahora contra el proceso de la UBC.

Por esto, se les debe agradecer.
Una vez que la UBC ha comenzado una investigación independiente sobre sus propias acciones

–como la realizada recientemente en la Universidad Wilfrid Laurier-

y se ha comprometido a hacerla pública,

el espacio web de la UBC Accountable

ha cumplido su propósito.

El propósito nunca fue golpear a las mujeres

¿Por qué la rendición de cuentas

y la transparencia se enmarcan

como una antítesis a los derechos

de las mujeres?

Una guerra entre mujeres, a diferencia de una guerra contra las mujeres, es siempre bien vista por aquellos que no apoyan a las mujeres. Este es un momento muy importante. Espero que no se desperdicie.

Resultado de imagen de margaret atwood tumblr gifs

Imagen relacionada

Imagen relacionada

Resultado de imagen de margaret atwood tumblr gifs

Imagen relacionada

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio