A pesar de que muchos padres temen lo peor cuando a su hijo le diagnostican un soplo cardíaco, este diagnóstico es, en realidad, muy habitual. De hecho, a muchos niños les detectan un soplo cardíaco en algún momento de su vida. La mayoría de los soplos no deben ser motivo de preocupación y no repercuten sobre la salud del niño.

Entonces, ¿qué es exactamente un soplo cardíaco? En sí misma, la expresión soplo cardíaco no es un diagnóstico de una enfermedad o un problema; pero, para entender lo que significa, es importante saber cómo funciona el corazón.

¿Cómo funciona el corazón?

El corazón tiene cuatro cavidades y cuatro válvulas (que funcionan como puertas de sentido único). Las dos cavidades inferiores del corazón, que bombean la sangre, se denominan ventrículos y las dos cavidades superiores, que se llenan de sangre, son las aurículas.

Cuando la circulación sanguínea es normal, la sangre circula de la siguiente forma: la sangre que regresa del cuerpo a la cavidad de llenado derecha (la aurícula derecha) tiene poco oxígeno. Esta sangre pasa a través de una válvula (la válvula tricúspide) a la cavidad de bombeo derecha (el ventrículo derecho) y luego se desplaza a través de la válvula pulmonar hacia los pulmones, para recibir oxígeno. Esta sangre enriquecida con oxígeno regresa a la cavidad de llenado izquierda (la aurícula izquierda) y a través de una válvula (la válvula mitral) pasa a la cámara de bombeo izquierda (el ventrículo izquierdo). Luego la sangre es bombeada a través de la válvula aórtica a todo el cuerpo mediante la aorta, un gran vaso sanguíneo que lleva la sangre a los vasos sanguíneos más pequeños del cuerpo para entregarles oxígeno.

Por medio de un estetoscopio, el médico escucha los sonidos del corazón, para evaluar su estado. El sonido de los latidos normales es producto del cierre de las válvulas cuando el corazón se contrae para empujar la sangre a través del cuerpo. Cuando hay un soplo cardíaco, se produce un sonido extra. En ocasiones, estos sonidos extras son sólo el resultado de un flujo sanguíneo normal que circula por un corazón normal. En otros casos, un soplo puede indicar un problema cardíaco.

¿Cómo se diagnostican los soplos cardíacos?

El soplo se oye cuando se ausculta al niño con un estetoscopio que se apoya en distintas zonas del pecho mientras el corazón late. Los soplos cardíacos pueden escucharse en bebés, así como en niños mayores o en adolescentes. Por supuesto, si el niño está llorando, si no coopera con el médico o si respira fuerte, quizá no sea posible escuchar el soplo. Es de gran ayuda que el niño esté en silencio cuando el médico lo ausculta, porque algunos soplos son muy leves. El médico tal vez le pida a alguno de los padres que calme al niño o que lo siente en su falda mientras dura el examen.

Los soplos cardíacos se clasifican en una escala de intensidad de 1 a 6 (volumen). El grado 1 apenas puede oírse, mientras que el 6 se oye muy fuerte. El pediatra de su hijo se fijará en qué parte del corazón se escucha mejor el soplo, las características del soplo (por ejemplo, si es discordante y agudo o suave y parecido a un soplido), en qué momento del ciclo cardíaco se produce, y si se modifica cuando el niño cambia de posición. Cuando el pediatra de su hijo descubra el soplo, es posible que derive al niño a un cardiólogo infantil para una nueva evaluación.

Es bastante común que se descubra un soplo durante un chequeo, incluso cuando no se escuchó antes. Esto ocurre por varias razones. Los soplos funcionales suelen aparecer y desaparecer, dependiendo del ritmo cardíaco del niño, la posición durante el examen y la presencia de fiebre. Algunos soplos nuevos pueden indicar una afección cardíaca de corta data. Por último, algunas cardiopatías presentes desde el nacimiento (cardiopatías congénitas) quizá no sean lo suficientemente graves al principio como para producir un soplo que pueda detectarse durante el examen.

Debido al error común de creer que todos los soplos cardíacos son graves, es importante que los padres entiendan qué tipo de soplo tiene su hijo y si necesita que le hagan una evaluación más a fondo.

¿Qué es un soplo funcional?

El tipo más habitual de soplo cardíaco es el denominado funcional o inofensivo. Este diagnóstico implica que el soplo es producto de un corazón normal y saludable. Puede aparecer y desaparecer a lo largo de la infancia. Suele desaparecer por sí solo a medida que el niño va creciendo y no supone ningún riego para la salud.

Los niños que tienen soplos funcionales no requieren una dieta especial, restringir sus actividades ni ningún otro tratamiento especial. Tampoco deben tomar antibióticos antes de ir al dentista. A los niños que son lo bastante mayores como para entender que tienen un soplo se les debe asegurar que no son diferentes de los demás niños. En otras palabras, un soplo funcional es el sonido de un flujo de sangre normal que circula a través de un corazón normal de manera normal. Quizás esta simple analogía sirva para comprenderlo: así como a veces escuchamos el sonido del aire mientras se desplaza por un conducto, o el del agua que fluye por una tubería, también podemos escuchar el sonido de la sangre cuando circula a través del corazón aunque no exista un problema cardíaco.

Visitas: 315

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

Comentario por Miguel el diciembre 4, 2019 a las 7:32am

 Felicidades, primera vez que leo algo sobre enfermedades del corazón.

Comentario por Nahomy Menjivar el noviembre 29, 2015 a las 4:06am

Que bueno saber toda esta información.

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio