**

Contaba un predicador que, cuando era niño,

su carácter Impulsivo lo hacía Estallar en Cólera a

la menor Provocación.

Luego de que sucedía, casi siempre se sentía

avergonzado y batallaba por Pedir Excusas

a quien Había Ofendido.

Un día su Maestro, que lo vio dando

justificaciones después de una explosión

de Ira a uno de sus compañeros de clase,

lo llevó al salón, le entregó una Hoja de Papel

lisa y le dijo:

-¡Arrugalo! El muchacho, no sin su Sorpresa,

obedeció e hizo con el Papel una bolita.

-Ahora, déjalo como estaba antes. -Dijo el Maestro.

Por supuesto que no pudo dejarlo como estaba.

Por más que trataba, el Papel siempre

permanecía lleno de Arrugas...

Entonces el Maestro dijo:

-El Corazón de las Personas es como el Papel.

La Huella que dejas con tu Ofensa será tan

Difícil de Borrar como estas Arrugas 

y Pliegues.

Así aprendió a ser más Comprensivo y Más

Paciente, recordando, cuando está a punto

de Estallar, el ejemplo de Papel Arrugado._

Reflexión: Este cuento pone de manifiesto la

importancia de Controlar la Ira, Saber 

Gestionar nuestras Emociones y expresar

nuestro Desacuerdo y Enfado con 

   Asertividad._

Visitas: 134

Etiquetas: B._, _.S

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio