En este juego
de rompecabezas
llamado vida,
por fortuna aún me quedan
piezas sueltas por encajar
en el lugar “correcto”.

Las más difíciles (las correspondientes al amor),
por lo general se dejan al último,
que aunque pocas,
constituyen por momentos una secuencia
interminable de ensayo y error.
Cada segundo que transcurre,
es una
infinita gama de posibilidades
para volver a empezar.

Lo importante al final,
no es acertar a la primera,
sino poder corregir a la brevedad
posible; los errores cometidos…

Nazareno Saudade 30.XII.2011

...porque la última pieza cuando caza con el resto da una inmensa satisfacción...

Anna. Mayo 30. 2015.

Visitas: 137

Los comentarios están cerrados para este post

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio