Riesgo de Impacto de Asteroides o Cometas y su Prevención

Aunque de momento la humanidad se ha librado del impacto de un gran asteroide o cometa capaz de causar grandes daños al planeta, el riesgo de que en algún momento ocurra, aunque improbable, es real, no es ciencia ficción, la cuestión no es si alguno acabará impactando, sino cuál y cuándo. Carl Sagan ya advirtió de que deberían existir más recursos y financiación, teniendo en cuenta lo que nos jugamos, para detectarlos, evaluar su riesgo y diseñar métodos para desviarlos o destruirlos a tiempo si fuera necesario. Ya existen programas y medios que se dedican a esto, como el programa NEO de objetos cercanos a la Tierra de la NASA o el NEOCC de la Agencia Espacial Europea, la cuestión es si son suficientes. Si estás acostumbrado a observar y fotografiar esporádicamente la superficie de la Luna, por ejemplo, como es mi caso, se puede ver que prácticamente no hay ningún espacio en ella donde no existan cráteres de impacto, de todos los tamaños, algunos de grandes dimensiones, como los llamados "mares", son tan grandes y el impacto que los creó fue tan violento que fundió la superficie y el cráter entero se cubrió de una capa de lava que se solidificó, en forma de basalto, dándole la apariencia de un "mar" (esas zonas circulares más oscuras que se aprecian a simple vista en la Luna) en sus bordes el impacto formó grandes cordilleras. En estas tres fotos se pueden ver tanto los cráteres de mayores dimensiones ("mares") como muchos otros de menor tamaño, pero que tampoco son "pequeños", teniendo en cuenta que se pueden ver desde la Tierra con un telescopio de aficionado a una distancia de casi 400.000 kms:

Cráteres parecidos se pueden ver en muchas otras lunas, como las de Júpiter o Saturno. La Tierra, por ser de mayor tamaño, ha recibido aún más impactos, pero la atmósfera, el agua, el viento, la actividad geológica y la propia vida los ha erosionado hasta borrarlos, salvo los más grandes y los más recientes. Desde el espacio se pueden ver todavía en la Tierra cráteres de cientos de kms de diámetro, en Sudáfrica hay uno de 300 km; el de Chicxulub, en la península de Yucatán (México) tiene casi 200; este de Manicouagan en Canadá tiene 100 Km, ahí cabe todo lo que hay entre Madrid y Toledo, incluidas las dos ciudades:

En 1994 la gravedad de Júpiter rompió en pedazos el cometa Shoemaker-Levy, cuyos fragmentos - algunos de hasta 2 km de diámetro - impactaron sobre el planeta, provocando destellos captados por el Hubble, ondas de choque, marcas oscuras y cicatrices sobre su atmósfera que permanecieron allí durante meses; algunas de ellas tenían un tamaño mayor que nuestro planeta. El llamado "Fragmento G" explotó con una energía de unos 6 millones de megatones, unas mil veces todo el arsenal nuclear de la Tierra.

Los asteroides o cometas de gran tamaño, de más de 1 km de diámetro, como el cometa que impactó contra Júpiter, o el asteroide de 10 Km que se supone mató a los dinosaurios, son los que podrían acabar con la civilización humana, pero son mucho menos numerosos y la probabilidad de que uno de "esos" nos alcance en promedio es de 1 cada varios millones de años. Ya existe un censo de más del 90 por ciento de ese tipo de grandes asteroides y en estos momentos ninguno de ellos se encuentra en rumbo de colisión con la Tierra. El mayor riesgo está en otros menores pero con un tamaño suficiente como para causar grandes daños, desde la destrucción de ciudades a grandes tsunamis o cambios climáticos, porque son mucho más numerosos, impactan con más frecuencia, y se sabe que hay una gran cantidad de ellos sin detectar, como el FT3 de 320 m de diámetro. Se calcula que puede haber unos 20.000 asteroides de entre 100 y 1000 m, podrían ser más, estos son los más peligrosos sumando su tamaño y frecuencia de impacto. Aun así el promedio es de un impacto cada 100.000 años.

De menor tamaño hay todavía más, como mínimo unos 500.000 de 50 a 100 m (el tamaño de un campo de fútbol), con una probabilidad de impacto de 1 cada 1000 años. El que impactó en Tunguska (Rusia), en 1908, se piensa que pudo ser un fragmento de cometa o un asteroide de entre 40 y 100 metros, aún así explotó en la atmósfera con una potencia mil veces superior a la bomba atómica de Hiroshima y arrasó una superficie de más de 2000 km cuadrados de bosque siberiano, de haber caído en una gran ciudad, la habría borrado del mapa. En 2013, en Chelyabinsk (Rusia) cayó un fragmento de asteroide de solo unos 16 m de diámetro, explotó en la atmósfera liberando una energía de 500 kilotones, treinta veces más que la bomba de Hiroshima, aun a esa altura la onda expansiva rompió muchas ventanas de edificios, derribó paredes, arrancó tejados, hizo saltar las alarmas de los coches y causó unos 1500 heridos, mucha gente lo grabó en vídeo y algunos pueden verse en Youtube, como el que dejo después.

Resumiendo, preocupación excesiva no, porque la posibilidad de que cualquiera de nosotros acabe viviendo algo así es muy baja, es mucho más probable que mañana al salir de casa se desprenda el motor de un avión y nos caiga encima de la cabeza que seamos testigos de primera fila de lo mismo que le pasó a los dinosaurios. Pero prevenir sí, porque en su momento alguno más o menos grande volverá a poner rumbo a la Tierra, y teniendo en cuenta lo que nos jugamos, más nos vale estar preparados. No será porque el cielo no nos ha avisado.

Para quién le interese y sienta más curiosidad por el tema, aquí está la lista de riesgo de objetos cercanos a la Tierra de la Agencia Espacial Europea (ESA) actualizada, basada en la escala de Turín, que incluye un total de 866 objetos: http://neo.ssa.esa.int/risk-page En la lista se indica la fecha, tamaño, velocidad y probabilidad de impacto de cada uno de ellos. El asteroide Apophis se encuentra en los primeros puestos de la lista más que nada por su tamaño de 375 m, aunque su máxima probabilidad de impacto a día de hoy es de 1 contra 531.914 en el año 2068. Mediante nuevas observaciones en Julio ha quedado completamente descartado que el 2006 QV89 , de entre 20 y 50 m vaya a impactar contra la Tierra en septiembre y ha caído al puesto 156 de la lista. Hay un asteroide de 2 km con una probabilidad de impacto de 1 contra "sólo" 7.042 el 16 de marzo del... 2880, poco antes de medianoche :) Tal vez para entonces Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ya habrán llegado a un acuerdo de gobierno.

Visitas: 37

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

Comentario por Lourdes el julio 26, 2019 a las 4:14pm

Interesante tu artículo, de hecho los riesgos por cualquier circunstancias están siempre presente. En este caso entendemos que existirán diversas variaciones en nuestro sistema planetario y como sistema al fin pues somos parte de ese conjunto de elementos, de allí la importancia de rescatar al Planeta Azul como lo titula Arturo Acosta en su libro. Gracias por compartirlo te reintegro ese abrazo, Estamos en contacto.   

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio