Las personas, más que otra cosa en el mundo, necesitan ser queridas, perdonadas, valoradas, amadas, revividas y cuidadas. Nunca eches a nadie.

No sabes bien qué camino han tenido que recorrer hasta aquí y cuáles han sido sus heridas. No conoces en qué estaciones han tenido que bajar y sí tal vez su viaje al arcoiris, terminó en el mismo infierno.

Antes de enjuiciar, sentenciar y lapidar, mira si tu vida es digna de laureles y rosas, piensa si no tienes tus propios demonios por enfrentar, antes de hacerlo con los de otros.

Algunas personas que encontrarás en tu camino, esconden un frase entre los pliegues de su corazón: "Quiéreme cuando menos lo merezca, porque será cuando más lo necesite".

Visitas: 122

Los comentarios están cerrados para este post

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio