*Proteste Compañero....Proteste Compañera..*Cuando es testigo de cómo los derechos de las mujeres y hombres son vulnerados, usted compañero mío: ¿Protesta?

Proteste compañero

cuando su compañera se tiene

que hacer un aborto clandestino,

y no en un hospital,

con el cuidado,

la protección y contención que tal hecho merece.

Proteste compañero

cuando sus amigos tratan a las mujeres como putas,

locas o histéricas, fáciles.

Proteste compañero

cuando sus amigos piensan que el lugar

de la mujer es el que la tradición

y la injusticia le ha otorgado.

Proteste compañero

cuando su hermana no recibe todos los beneficios

familiares que usted sí,

en órdenes prácticos de la vida cotidiana.

Proteste compañero

frente a la creencia de que la historia

sólo la hicieron los hombres (aunque sí la escribieron).

Proteste compañero

cuando a su hija le pasan todas estas cosas.

Proteste compañero

cuando recibe halagos por el simple hecho de ser varón.

Proteste compañero

cuando su madre es quien se sigue encargando

de la organización del hogar,

las tareas domésticas,

como cuestiones fijamente consignadas.

Proteste compañero

cuando percibe que goza de los beneficios

de ser varón mientras una compañera

está remando para alcanzar la misma situación.

Y usted lo ve,claro que lo ve.

Proteste compañero

cuando observa

que están tratando de objeto a una compañera.

Proteste compañero

cuando una mujer critica a otra en términos machistas,

hágale ver que debe ser solidaria

y no reproducir el mandato de la división.

Proteste compañero

cuando todo lo que se valoriza de una mujer

entra en la matriz linda-fea.

Proteste compañero

por haber nacido poderoso aunque usted

no pidió dicho poder.

Proteste compañero

por ser usted mismo víctima

y victimario de ese poder.

Proteste compañero

cuando no se le “cede”

la palabra a sus compañeras en todo tipo de ámbito,

donde la palabra de la mujer será doblemente evaluada.

Proteste compañero

por la muerte de tantas mujeres en manos de tantos varones.

Proteste compañero

al ver el cuerpo de una compañera expuesto

como carne de matadero.

Proteste compañero

cuando ve que el ámbito público

sigue siendo del dominio masculino.

Proteste compañero

cuando observa que la mayoría de los puestos

jerárquicos, de poder,

siguen estando en manos como las suyas.

Proteste compañero

contra usted mismo,

cuando piensa que el placer sexual

es más importante para usted que para su compañera.

Proteste compañero,

porque nosotras y nosotros estamos protestando,

y no como una forma de atacarlo a usted,

si no a sus privilegios.
Ceda y no se sienta menos hombre,

sino más compañero.

Proteste compañera

cuando su compañero no tiene derecho a licencia por maternidad,

de hecho las empresas saben que un hombre

con hijos es un hombre que

va a trabajar mas horas.


Proteste compañera

cuando sus amigas tratan a los hombres

como atorrantes, maricones o histéricos, vagos.


Proteste compañera

cuando sus amigas piensan que el lugar del hombre

es el que la tradición y la injusticia le ha otorgado.

Como ir a la guerra, ceder su bote salvavidas

o trabajar en una mina de carbón.


Proteste compañera

cuando su hermano no recibe todos los beneficios

familiares que usted sí, en órdenes prácticos

de la vida cotidiana. Como ser tratado

respetando sus emociones, su seguridad personal

y sus limitaciones físicas.
Proteste compañera

frente a la creencia de que en la historia

sólo los hombres fueron terribles dictadores en el gobierno

(Como Catalina II, La reina Maria I, Elizabeth

I, Isabella de Castilla, Isabel Bathory, etc)


Proteste compañera

cuando a su hijo le pegan en la escuela,

le pegan en la calle, le pegan cuando sale de bailar,

le pegan en el club, o lo

“disciplinan apropiadamente a un hombre”

en su casa y todas esas cosas que ocurren

en el mas absoluto silencio de su persona,

que nadie en la sociedad esta interesado en escuchar.


Proteste compañera

cuando recibe halagos por el simple hecho de ser mujer

y cuando la belleza masculina,

hasta su desnudez sea vista como algo agresivo,

vulgar y motivo de censura.


Proteste compañera

cuando su padre es quien se sigue encargando de salir

a trabajar, ser mal visto como educador infantil,

incapaz de ser niñero o degradado

si falla como proveedor de la familia.


Proteste compañera

cuando percibe que goza de los beneficios

de ser mujer mientras un compañero será

el ultimo en ser rescatado; o en caso de no conseguir

un ascenso laboral, la culpa será de su falta

de preparación y no culpa de la sociedad.

Y usted lo ve, claro que lo ve.


Proteste compañera cuando observa

que están tratando de objeto a un compañero.

Cuando lo imaginan como un objeto

que logró pagar ese auto, esa casa, esa ropa,

ese titulo, ese status social.


Proteste compañera

cuando un hombre critica a otro en términos feministas,

hágale ver que debe ser solidario

y no reproducir el mandato de la división.


Proteste compañera cuando todo lo que se valoriza

de un hombre entra en la matriz

empleado-desempleado.


Proteste compañera por haber nacido poderosa

aunque usted no pidió, ni cree tener dicho poder.

Aunque no crea que se va a quedar

con la tenencia de sus hijos.

Aunque no crea que cumple condenas un 40%

menores por los mismos crímenes que comete un hombre.

Aunque no crea que los hombres son victimas

de mas del 80% de los homicidios y mas del 90%

de los accidentes de trabajo.

Aunque no crea que puede acusar de violación

a un hombre inocente sin ninguna consecuencia legal,

mientras la vida del acusado se arruina públicamente.

Aunque usted no crea que es inocente

hasta que se demuestre lo contrario

y un hombre es culpable hasta que se demuestre lo contrario.

Aunque nadie hable de la pedofilia femenina

y el tema sea tratado como algo anecdótico

y hasta motivo de chiste.


Proteste compañera

por ser usted misma víctima y victimario de ese poder.


Proteste compañera

cuando no se le “cede” la palabra a sus compañeros

en todo tipo de ámbito, donde la palabra

de el hombre no será tenida en cuenta al

señalarlo como el origen de toda opresión.


Proteste compañera

por la muerte de tantos varones en manos de tantos varones.

O por la muerte de mujeres en manos de mujeres.

O por la muerte de varones en manos de mujeres.


Proteste compañera

al ver el cuerpo de un compañero oculto como

un ser de una desnudez vulgar y grotesca.

Proteste cuando

sea usted la que se vista como las mujeres de las revistas,

pero no encuentre nada reprobable en su vestimenta.

Proteste

cuando asiente ante un hombre que sale con una mujer obesa,

pero desconfía de una mujer que sale con un hombre obeso.


Proteste compañera

cuando ve que el ámbito público sigue siendo del dominio masculino.

Hombres en peligrosas construcciones,

hombres en cloacas,

hombres barrenderos, hombres recolectores de residuos,

hombres sin techo, hombres matando,

hombres muriendo, hombres aquí y allá.
Proteste compañera cuando observa

que la mayoría de los puestos jerárquicos,

de poder, siguen estando en manos de los hombres.

Como las de la presidenta,

una mujer transparente que dirige al país con amor maternal,

sabiduría y no comparte una gota

de la ambición de poder típicamente masculina.

O la presidenta de Brasil.

O la primer ministro de Australia.

O la presidenta de corea del sur.

O la presidenta de Malawi.

O la presidenta de Kosovo.

O la presidenta de Costa Rica.

O las tres primer cónsul de Suiza.

O la presidenta de Lituania.

O la presidenta de Liberia.


Proteste compañera

contra usted misma,

cuando piensa que la seguridad económica

es más importante para usted que para su compañero.


Proteste compañera,

porque nadie esta protestando por él,

a nadie le importa quien y como lo juzguen,

a nadie le importa que sus muertes no sean primera plana,

que sus tragedias sean estadísticas,

que su naturaleza masculina sea vista como algo atroz

y que debe ser corregida.

Que no tenga voz,

ni compañeros, ni a quien culpar.

Que al hombre común

se lo vea poderoso como si fuera millonario

y dañino como si fuera un preso,

cuando no es ninguna de las dos cosas.

Ceda y no se sienta menos mujer,

sino más compañera.

de la red..

pies para que los quiero si tengo alas para volar..

intenté ahogar mis dolores,pero ellos han aprendido a nadar..f-k

Dios gracias por tu compañia por ser mi guía mi faro mi luz

Visitas: 1194

Etiquetas: de, derechos, fuerza, hombres, la, mujeres, protesta, proteste, unión, vivir

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio