Sentía una profunda soledad en mi interior, no sabía hasta cuando estaría sin ti, mis ocupaciones diarias me parecían mal, sin poder concentrarme me pase el día con la mente en blanco...
En la noche al llegar a casa todo estaba frío, sólo y oscuro, no había nada que me indicara que tu habías llegado y me fui quitando la ropa camino a nuestro cuarto, al llegar y ver todo a oscuras sólo una pequeña luz que entraba por la ventana y cuando mire a la cama vi unos ojos que brillaban mirándome, me asuste pues pensé que era un ladrón pero cuando mire bien eras tu...
No hubo palabras, sólo nuestros ojos en esa oscuridad, nos atraía el silencio y ver sólo un pequeño rayo de luz...
Me acerque despacio y me deje caer en la cama, estaba tibia, olía a ti, me halaste hacia ti y sólo sentí tu boca en mi cuello, me besanas suave y lento, me pasabas tu lengua como tu dulce favorito, yo me erice y mi cuerpo empezó a vibrar, mi corazón a palpitar fuerte, me dejaba de ti...
Me mordías suave, me acariciabas las caderas, las piernas, yo gemía de placer y tu sólo me abordabas más cada vez más, tu lengua en mi boca, mi calor se desbordaba de mi piel y luego me hablaste al oído....uhm! Que sensación ...me llegaste hasta el fondo del alma, temblaba ya de placer por tu cuerpo...
Esa piel morena y suave, tu boca sensual , tus ojos mirando mi rostro deseándote, dispuesta para ti y me tomas ..me posees como si fuera la última vez, me atrapas en ti, soy una víctima de tu calor, de tu pasión de hombre y de tu bello cuerpo...
Somos dos aves al vuelo que se unen en un sólo cuerpo, somos dos locos que no necesitan palabras y nada más nuestra piel habla, bocas, manos, lengua y todo se une en una sola acción, llegar al final juntos ...amarnos...
Cansados y sudorosos nos relajamos en un sólo suspiro, la cama caliente sólo deja muestras de la lucha de dos cuerpos que se necesitaban, que se entregaron en un momento de erotismo mutuo, me miras con amor y te acercas a mi cuerpo, me abrazas, me besas la boca nuevamente, el olor a sexo en el aire, en nuestros cuerpos, las pieles húmedas y arañadas por el desbordante deseo que nos unió...
Ya relajados nos dejamos caer en el sueño de dos amantes que se necesitan y que se aman, que se comparten todo hasta la piel en llamas, llueve afuera y eso nos da gusto a los dos, los rayos iluminan el cuarto y sólo se ve dos cuerpos unidos en uno sólo que dan rienda suelta a su vida, a su cariño y pasión...

" Pieles que se desean y que la lejanía une "

Abrí...dulce abril...2015.

Visitas: 152

Los comentarios están cerrados para este post

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio