Pero tú me quieres?, pregunta Julia minutos después  de estar juntos.
Joder, murmuró Álex. Es una pregunta complicada.

La casa respiraba tranquilidad aquella noche de Semana Santa. La lluvia había evitado que muchos fieles desfilasen por el centro. Estaba claro que al dios que veneraban no le hacía ninguna gracia toda esa parafernalia folclórica. Medio país los había visto llorando por la tele. Claro. Su dios no les quería. Estaban malditos. Condenados al fuego eterno. Era gracioso y paradójico. El ser humano no había avanzado gran cosa tras miles de años de evolución. Los pequeños detalles acababan por generar grandes situaciones, o revelaciones. El éxodo vacacional por el puente había vaciado la parte menos fanática de la ciudad. Los que quedaban se dividían en dos grupos: participantes en el rito y arruinados por la coyuntura económica. Julia y Álex pertenecían a este último colectivo.

Si, amor. Solo quiero saber si me quieres, insistía ella.
Hostia, Julia, tengo toda la sangre en la zona baja. Ya sabes! He estado moviendo la maquinaria un montón de rato. No tengo fuerza para pensar. Supongo que por respuestas así, los sementales mediocres como yo, somos sistemáticamente despreciados... por tías quisquillosas como tú.

 Había sido uno de esos lapsos de puro placer y expresión corporal. Tantra en movimiento, bailando la danza de la ebriedad durante un par de horas. Un polvo de los que no surgen con desconocidos. Hacía falta una segunda, o mejor, una tercera vez para empezar a pillar los mecanismos del otro. Y que la otra pillase los tuyos para, juntos, emprender el sagrado camino de los sentimientos.

 No te vayas por las ramas, amigo. Mi pregunta es muy sencilla. Se trata de SENTIMIENTO…… Jajaj, ya, ya. Estoy empezando a comprender. Parece que la taquicardia va reviviendo las zonas cerebrales que tenía antes de empezar a follar contigo. Si, joder, claro que te quiero. Me caes bien.

No, no me refiero a ese tipo de amor. Tu a mi me caes fatal, pero te quiero por lo bien que follas y lo caliente que me pones. Oh, mierda, no sabía que te caía mal. Que cojones he hecho?  Que es lo que no te gusta de mi? Soy multicultural, socialdemócrata y hasta anarquista. Qué te pasa, querida?

Es que te veo negativo. No crees en nada, joder. Eres un puto kamikaze. Creo que solo me quieres por el sexo.
No, no te equivoques, Julia. Sabes perfectamente que no voy por ahí. Necesito algo más que un cuerpo perfecto para encoñarme. Necesito un cuerpo perfecto y un coeficiente intelectual similar al mío.

Visitas: 2021

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

Comentario por Nahomy Menjivar el junio 18, 2011 a las 5:51am
Estare esperando mis tortas jajajajajaj
Comentario por Nahomy Menjivar el junio 18, 2011 a las 5:39am

j

ajajajajaja te quiero asi cinturita de gallina jajajaj no te importa mi fisico para ti no es lo primero jajajajaja

gordita y no esqueletica jajajajajaja y de envidia te gritan gorda jajajaja que chistoso video

Comentario por Jordi P. F. el junio 17, 2011 a las 4:29pm
Comentario por Nahomy Menjivar el junio 17, 2011 a las 5:46am
Jajajaja me Quieres???????? jajajajajaja

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio