Resultado de imagen para pajarito saliendo del cascaron gif

Resultado de imagen para marc chagall tumblr gif

«Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba»
Cuán profundo misterio encierra este antiguo axioma universal...

Sencillamente, la gota de agua, o la eclosión de un huevo, no es sino la muestra de esto: la magia, la energía misteriosa que mueve a la vida, y le permite abrirse paso.

Beethoven...

Los dos pajaritos

Una vez en un nido, nacieron dos hermosos pajaritos que, bajo el alimento de la madre y la protección del padre, fueron creciendo

sanos y fuertes.

Uno de ellos era muy inquieto y atrevido, siempre lleno de curiosidad.

Lo miraba todo desde los primeros minutos de haber salido del

cascarón, por cierto lo rompió el solo.

Aún sin habérsele desarrollado las alas empezaba hacer movimientos para querer volar.

La madre se tenía que acurrucar encima de él para que no intentara saltar del nido y pretender volar, ya que aún no estaba preparado.

El otro en cambio era más parado.

Cuando la madre llegaba con comida en el pico ni si quiera hacía el gesto para cogerla y entre el padre y la madre, lo empujaban para que tomara el alimento.

Al nacer fueron los padres quienes tuvieron que romperle el cascaron para que asomara la cabecita.

Le podían dejar suelto por el nido, sin ninguna vigilancia ya que tenía demasiado temor a caer fuera del nido.

Llego el día en que papá y mamá pájaro, pensaron que era el momento en que les tenían que enseñar a volar. El inquieto enseguida se lanzó para emprender el vuelo.

Se caía y se caía, una y otra vez.

La madre bajaba a tierra, lo recogía con el pico, y lo volvía a subir al nido, para que volviera a intentar volar.

Así estuvieron hasta que lo logró.

El otro pajarito, el parado, no hacía nada más que reírse cada vez que veía a su hermano caer, como diciendo –que tonto, vaya porrazos se está dando.

Yo de aquí no me muevo-

Y, por mucho que el padre y la madre le azuzaban para que saltara y aprendiera a volar, no había manera.

Del nido no se movía.

El pajarito inquieto aprendió pronto a volar.

Se movía por el cielo con toda libertad buscándose la comida.

Mientras tanto, el otro allí seguía sin moverse esperando que llegara la madre con el alimento en el pico.

Un día que los dos estaban solos en el nido, el pajarito inquieto increpaba al otro a que saltara.

Pero el otro nada, ni por esas que no se movía, el temor a dar con sus plumas contra el suelo le atenazaba.

En eso, de pronto aparece por allí un enorme pajarraco, tan grande era que con las alas desplegadas tapa el Sol, y los padres no estaban para protegerlos.

El pajarito inquieto salto rápido del nido y echo a volar, lejos de las garras del opresor, mientras el otro se quedo paralizado queriendo echar a volar pero no se atrevió.

El pajarraco volando por encima del nido puso su garras sobre el otro pajarito y se lo llevó, seguramente con intención de alimentar a sus crías con el.

El pajarito inquieto viendo la escena fue tras el pajarraco y llegando

a su altura empezó a picotearla las garras para hacerle soltar la presa, al tiempo que le decía al otro, -pica tú también y en cuanto puedas salta. Esta vez sí, el otro picoteo, se soltó, y salto volando y, así los dos pudieron huir de las garras del pajarraco.

A partir de aquel momento el otro aprendió la lección y, en la bandada los conocieron como los dos pajaritos inquietos.

No se equivoca aquel que ensayando el vuelo cae, se equivoca quien por temor a caer, renuncia a volar.

Eduard M. Lledó

junio de 2015
(derechos de autor)

Imagen relacionada

Resultado de imagen para marc chagall tumblr gif

Imagen relacionada

Imagen relacionada

EL ARTE DE DAR LAS GRACIAS

Una niña de 5 años, que acababa de ser fotografiada en su colegio dándole besitos a un niño de su grado, le pedía muy avergonzada a su mamá que borre esas fotos de la Tablet, pero su madre, con ánimo de bromear y tratando de sacar ventaja de la situación, le dijo que solo las borraría si se comprometía a tender su cama todos los días, a no jugar nunca con la comida, a no pedir dulces cuando salgan a la calle y a tratar con cariño a su hermanito menor, si incumplía alguno de esos compromisos sus fotos saldrían publicadas por Facebook.

En ese momento, mientras la niña se llenaba de preocupación, pasó un ladrón por la puerta del colegio y al ver a la madre distraída con su pequeña, ágilmente le jaló la cartera donde se encontraba la Tablet y demás enseres.

El malhechor se alejó velozmente pero no tuvo mucha suerte, pues al voltear la esquina se tropezó con la moto de un policía de tránsito que había parado para multar a un conductor, y quedó en el piso duramente rasmillado, al escuchar los gritos de las señoras, el policía lo aprendió, recuperando el botín robado. La madre de la niña se acercó presurosa a revisar su cartera dándose con la ingrata sorpresa que el golpe había roto su preciada Tablet.

En medio del susto, mucha gente se arremolinó observando cómo el policía esposaba al ladrón colocándolo de rodillas y con las manos en la nuca, de pronto, la niña se abrió paso entre todos, se acercó al enmarrocado, y ante los ojos incrédulos de su madre, le miró a los ojos, le dio un beso en la mejilla y lo abrazó tiernamente susurrando la palabra “gracias”.

Es muy común compartir un "gracias" por un "salud" después de haber estornudado, o cuando alguien pregunta "¿cómo te va?", respondemos "bien, gracias", estas palabras, como en otros ejemplos parecidos, las brindamos de forma automática, ya que es lógico que debemos responder según las normas de educación que nos han enseñado desde pequeños, pero muchas veces solemos obviar los momentos donde deberíamos expresar un profundo agradecimiento, momentos triviales o no pero que arrancarían una sonrisa a cualquiera si expresamos real gratitud por un servicio o favor recibido.


La gratitud es un valor, que como todos los valores, cada vez que la practicamos, nos hace mejores personas, por ende, debe ser parte de una actitud muy honesta y original, una práctica diaria y natural de nuestra personalidad.

Decir gracias por educación es un buen hábito, pero agradecer verdaderamente, nos trae felicidad interna y nos brinda la posibilidad de ver la complacencia de la otra persona, quien estuvo orgulloso de ayudar; y si en una interacción de dos seres humanos, ambos salen con sentimientos positivos, entonces, en una sociedad como la nuestra, puede formarse una cadena de gratitud y convertir esa felicidad en un fenómeno viral.

Para llegar a ese punto, todo debe empezar por una decisión personal… agradecer no es fácil cuando tenemos problemas de autoestima e inseguridad de nosotros mismos, o cuando creemos que nos merecemos más de lo que la vida nos ha dado, o cuando basamos nuestra valía en estilos sociales y posesiones materiales, podríamos reflexionar al respecto e iniciar un cambio con el fin de encontrarnos con nuestros propios sentimientos.

Para agradecer, el primer paso es tomar conciencia que las demás personas, también son protagonistas de su vida, y que a pesar de ello, ayudaron a que nosotros nos sintamos protagonistas de la nuestra.

Cuántas veces podemos decir que hemos protegido y guiado la vida de otro ser vivo sin condiciones ni descansos, solo aquellos que tienen la dicha de ser padres lo han vivido, entonces, lo menos que podemos hacer los hijos es agradecerles con una palabra sincera, diciendo lo que realmente sentimos por ellos, mirarlos a los ojos y darles un gran abrazo, eso es mucho más satisfactorio que únicamente pasarles una pensión o regalarles un lujo.

También podemos agradecer a aquellas personas que defendieron nuestras creencias y se jugaron su propio prestigio solo para vernos sonreír y salir triunfadores, aquellos que nos respaldaron con su presencia o los que nos dijeron simplemente “confío en ti” y nos hicieron sentir valiosos; pensemos por un segundo en esa o esas personas especiales y vayamos a expresarles nuestra gratitud siguiendo una regla simple: que sea mediante la palabra sincera… olvida las tarjetas, los vinos, las flores, el spa o el cine… solo exprésate y sácale una sonrisa con el arte de dar las Gracias.

“Decir Gracias sin mayor sentido, nos hace educados pero no nos hace humanos”.

Renzo José Velazco Rivera

Imagen relacionada

Resultado de imagen para marc chagall tumblr gif

Imagen relacionada

Resultado de imagen para marc chagall tumblr gif

Imagen relacionada

Imagen relacionada

Imagen relacionada

tumblr_m7cqvjCE4C1rbaxuco1_500.gif

tumblr_n0b8s1Jgxl1toxnu4o1_400.gif

Resultado de imagen para marc chagall tumblr gif

Resultado de imagen para marc chagall tumblr gifResultado de imagen para marc chagall tumblr gifImagen relacionada

tumblr_m2qeghDoVD1r2wrwho2_250.gifa18240a0.gif

giphy.gif

Imagen relacionada

Visitas: 337

Etiquetas: ARTE, DAR, DE, EL, GRACIAS, LAS, cascara, dos, enseñar, fuerza, Más...hijos, los, miedo, nacer, padres, pajaritos, valor, volar

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

Comentario por marina salobreña el abril 3, 2017 a las 8:06am

GRACIAS Martina por traernos tus escritos..

Comentario por Nahomy Menjivar el abril 2, 2017 a las 7:20pm

Divino el pajarito.

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio