En estas ultimas semanas he descubierto cosas de mi personalidad que no me gustan y que no me hacen sentir bien porque nunca me había comportado así con nadie, pero son actitudes que me cuesta controlar. 

A principios de año entro a la empresa el nuevo practicante del área de ingeniería, entro cuando yo también era practicante pero de otra área. 

Llamo la atención de muchas porque es un niño muy guapo: es de piel blanca, ojos verdes, un cuerpo trabajado en gimnasio, tiene una cara muy linda y un cutis perfecto; en ese momento pensé "es guapo pero tampoco es para tanto" y, lo pensé porque a mi no me deslumbran con un físico.

Jamas tuve trato con el y no sabia bien como era porque yo estaba en otra área de la empresa y me sentaba lejos de el. Un par de veces tuve la oportunidad de escuchar sus conversaciones con otras personas y en ese momento me dio la impresión de que se siente lo máximo, de que contaba las cosas a manera de presumir.

Se llega el día en que dejo de ser practicante y me hacen una propuesta, propuesta que desde luego acepte. Resulta que me quede en el área de ingeniería, con mi nuevo jefe nunca tuve una amistad y solo nos saludábamos cordialmente y siempre lo tuve en buen concepto.

Antes de mi primer día de trabajo pensé en mil cosas menos en el practicante guapo; tenia miedo porque iba a manejar cosas importantes y delicadas.

Al momento de que tomo el puesto yo había cambiado bastante, ya tenia mis amistades y me mostraba mas integrada pero con algunas personas seguía siendo retraída, callada, tímida.

Desde mi primer día de trabajo tuve claro que el que me iba a enseñar todo lo que yo debía saber no iba a ser mi jefe sino su practicante.

Tengo el defecto de que cuando voy a aprender algo me pongo nerviosa y me da miedo no aprender tan rápido como quisiera.

Este niño me empezó a explicar y yo trataba de estar muy atenta, empiezo a hacer un par de cosas sola pero aunque había apuntado prefería preguntarle cuando tenia dudas grandes o por alguna razón no lo había anotado. Cometía algunos errores y me decía "ya te dije que no hagas esto", "ve tus apuntes", "acuérdate", etc, etc. Yo no digo que este mal que me corrija, a lo que voy es que no me gustaba su tono y que me hablara así delante de otras personas, y la forma en la que me miraba. Mi jefe me enseño algunas cosas y si me equivocaba no me hablaba como su practicante, siempre me tuvo y me sigue teniendo paciencia.

Al principio no le contestaba nada y solo me sentía enojada conmigo misma por equivocarme pero después pensaba que apenas estaba aprendiendo y era normal que tuviera tantas dudas y algunos errores.

Para muchas mujeres de la empresa me convertí en la "envidia" por ser la única mujer de esa área que convive con ese niño y que vamos a comer juntos todos los días, ante sus comentarios solo sonreía pero mis amistades sabían que para mi no era tan agradable estar con el tantas horas.

Debo aceptar que es un chico educado, que me ayuda tomándome de la mano cuando lo necesito, es muy inteligente, responsable y que ha aprendido mucho y muy rápido; tanto que cualquiera que lo viera y no sepa que es practicante jamas lo sospecharía.

Después de un tiempo me canse de que me hablara así, de que intentara darme ordenes; finalmente yo estoy en un rango mas alto que el (aclaro que jamas lo he visto menos solo por ser practicante, yo también lo fui). Me empece a mostrar molesta, le empece a contestar y no de la forma mas amable; llevo así varias semanas y cuando estoy sola y, ya se me paso el coraje no me siento bien por tratarlo así pero tampoco me voy a seguir dejando. Manejo los temas mucho mejor que cuando entre, estoy mas familiarizada pero me falta mucho por aprender y el que me sigue enseñando es el. 

Trato de evitar a toda costa ir a comer con el, antes iba con mis amigas y era momento de risas, de olvidarnos al menos por un momento del estrés; cuando puedo voy con la gente con la que tengo tema de conversación y me alegra la comida.

Hay muchas cosas que me molestan de el, su periodo de practicante esta por terminar y no se si le ofrezcan un puesto. Hace unas semanas lo entrevistaron para el puesto de ingeniero de procesos después me contó que habían elegido a alguien mas. Eligieron a un chico que era supervisor y se me ocurre preguntar "queda libre el puesto de supervisor, ¿no te interesa?" a lo cual me responde "no, es nada mas estar revisando la producción y organizando gente", lo peor fue su tono tan despectivo. Esta bien que tenga ambiciones pero por algún lado tiene que empezar (o al menos eso pienso yo), el quiere entrar por la puerta grande.

En fin, seguiré tratando de controlar mis impulsos y de no dejar que me afecte su actitud porque no me siento bien con la actitud que estoy tomando contra el. Hasta el día de hoy creo que no se lo ha tomado personal, hay momentos en los que hablamos normal y hasta llegamos a reír.

CRM

Visitas: 40

Los comentarios están cerrados para este post

© 2004 - 2020   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio