Modificar el pasado mediante el entrelazamiento cuántico

Un experimento de entrelazamiento cuántico (más abajo copio el artículo) prueba que el presente y el futuro pueden influir en el pasado, o dicho de otra forma, en el mundo cuántico el tiempo, lo mismo que el espacio (conceptos como la separación, pasado, presente y futuro) se vuelven muy borrosos y no solo el pasado crea el futuro, sino que el futuro de alguna manera también "crea" y le da forma al pasado, forman una totalidad entrelazada inseparable:

http://www.abc.es/20120501/ciencia/abci-cambio-pasado-201205010937....

"Un grupo de físicos acaba de lograr lo que parecía imposible: modificar desde el presente un evento que ya había sucedido con anterioridad. La hazaña se ha conseguido aprovechando una extraña capacidad de las partículas subatómicas que ya había sido predicha, pero que jamás hasta ahora había podido ser demostrada. El espectacular hallazgo se publica en Nature Physics.

A la larga lista de propiedades extraordinarias de las partículas subatómicas habrá que añadir, a partir de ahora, su capacidad para influir en el pasado. O, dicho de otra forma, para modificar acontecimientos ya sucedidos. El concepto clave que permite este nuevo y sorprendente comportamiento es un viejo conocido de los físicos: el entrelazamiento cuántico, un fenómeno aún no del todo comprendido y que consiste en una suerte de “unión íntima” entre dos partículas subatómicas sin importar a qué distancia se encuentren la una de la otra. Cuando dos partículas están “entrelazadas”, cualquier modificación que llevemos a cabo sobre una se reflejará de inmediato en la otra, aunque ésta se encuentre en el otro extremo de la galaxia.

Ahora, y por primera vez, un grupo de investigadores ha conseguido entrelazar partículas después de haberlas medido, es decir, a posteriori y en un momento en que alguna de ellas podría haber dejado ya de existir.

Suena desconcertante, es cierto. Incluso los propios autores del experimento se refieren a él como “radical” en el artículo que aparece esta semana en Nature Physics. “Que estas partículas estén o no entrelazadas -reza el artículo, cuyo primer firmante es Xiao-song Ma, del Instituto de Óptica Cuántica de la Universidad de Viena- es algo que se decidió después de haberlas medido”.

En esencia, los investigadores han conseguido demostrar que acciones llevadas a cabo en el futuro pueden ejercer influencia en eventos del pasado. Siempre y cuando, claro, limitemos la experiencia al ámbito de la Física Cuántica.

Allí, en el extraño mundo de las partículas subatómicas, las cosas suceden de forma muy diferente a como lo hacen en el mundo “real” y macroscópico que podemos ver y tocar cada día a nuestro alrededor. De hecho, cuando el entrelazamiento cuántico fue predicho por primera vez, el mismísimo Albert Einstein expesó su disgusto por la idea calificándola de “acción fantasmal a distancia”.

Después, durante las últimas décadas, el entrelazamiento fue probado cientos de veces en laboratorio, sin que hasta el día de hoy los físicos hayan podido averiguar cómo puede producirse esa especie de “comunicación instantánea” entre dos partículas que no están en contacto físico. Ahora, el equipo de la Universidad de Viena ha llevado el entrelazamiento un paso más allá, y ha conseguido lo que nadie había podido hacer hasta ahora.

Para realizar su experimento, los físicos partieron de dos parejas de partículas de luz, esto es, de dos “paquetes” de dos fotones cada uno. Cada una de las dos partículas de cada pareja de fotones estaban entrelazadas entre sí. Más tarde, un fotón de cada pareja fue enviado a una persona hipotética llamada Victor. Y de las dos partículas (una por pareja) que quedaron detrás, una fue entregada a Bob y la otra a Alice. (Bob y Alice son los nombres que se utilizan habitualmente para ilustrar los experimentos de Física Cuántica).

Víctor, al tener un fotón de cada pareja entrelazada, tiene pleno control sobre las partículas de Bob y Alice. Pero qué sucedería si Victor decidiese entrelazar a su vez sus dos partículas? Al hacerlo, también los fotones de Bob y Alice (ya entrelazados con cada uno de los dos fotones en poder de Víctor), se entrelazarían el uno con el otro. Lo bueno es que Víctor puede decidir llevar a cabo esta accíon en cualquier momento que quiera, incluso después de que Bob y Alice hubieran medido, modificado o incluso destruído sus propios fotones.

“Lo realmente fantástico -afirma Anton Zellinger, también de la Universidad de Viena y coautor del experimento- es que esa decisión de entrelazar los dos fotones puede ser tomada en un momento muy posterior. Incluso en uno en que los otros fotones podrían haber dejado de existir”.

La posibilidad de llevar a cabo este experimento había sido predicha en el año 2000, pero hasta ahora nadie había conseguido realizarlo. “La forma en que entrelazamos las partículas -explica Zeilinger- es enviándolas hacia un cristal cuya mitad es un espejo. El cristal, por lo tanto, refleja la mitad de los fotones y deja pasar a la otra mitad. Si tu envías dos fotones, uno a la izquierda y otro a la derecha, cada uno de ellos olvidará de dónde procede. Es decir, perderán sus identidades y ambos quedarán entrelazados”.

Zeilinger asegura que la técnica podrá ser usada algún día para la comunicación ultrarápida entre dos computadoras cuánticas, capaces de usar el entrelazamiento para almacenar información. Por supuesto, una máquina así no existe todavía, aunque experimentos como el descrito suponen un paso muy firme hacia ese objetivo.

“La idea -asegura Zeilinger- es crear dos pares de partículas, y enviar una a un ordenador y la otra al otro. Entonces, si entrelazamos esas partículas (como en el experimento), los dos ordenadores podrán utilizarlas para intercambiar información”."

Visitas: 213

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

Comentario por Rebel el abril 4, 2018 a las 10:12am

En realidad estoy de acuerdo con todo o casi todo lo que has dicho en tu último mensaje, Isa, yo tampoco creo ni por asomo que todo en la vida consista en limitarse a lo racional, el conocimiento o la ciencia, por muy fascinante que pueda llegar a ser o incluso llenar la vida de muchas personas como Hawking, Sagan o Einstein, para mi es solo algo más como la música, la literatura, el contacto con la naturaleza, el cine o el deporte, entre otras muchas cosas. La mayoría de científicos también son humanos y más allá de su trabajo seguro que tienen todo tipo de intereses, como cualquier persona en general. Sagan, por ejemplo, al igual que Einstein, se implicó en la lucha contra la carrera de armamentos y a favor de un mundo más integrado y más unido donde se pusiera coto y límites a los egoísmos nacionalistas, la guerra y la injusticia. Sagan además advirtió hasta el final de su vida sobre los riesgos del cambio climático o la destrucción del medio ambiente y habló siempre a favor de tomar medidas para evitar sus consecuencias.

En cuanto a Dios, se puede ser creyente, agnóstico o ateo por muchos motivos, pero aunque pueda influir a la hora de tomar una decisión no creo que la ciencia por sí sola demuestre nada de forma contundente en ese sentido, a favor o en contra, hay científicos creyentes, agnósticos y ateos. El conocimiento humano tiene sus límites y siempre quedarán preguntas abiertas y sin respuesta para la ciencia, como decía Paul Davies "siempre habrá misterio al final de nuestro universo".

Claro que respeto en lo que crees y tu forma de entender a Dios, también te deseo lo mejor y toda la felicidad del mundo.

Saludos

Comentario por Rebel el abril 3, 2018 a las 8:59am

Quienes aman el conocimiento y buscan comprender mejor nuestro mundo ¿es porque se creen Dios, Isa? ¿Einstein, Carl Sagan o Stephen Hawking se creían Dios? ¿Y qué hacemos entonces, renunciamos a todo ello, consideramos la ciencia como un invento del diablo, quemamos todos los libros desde Galileo hasta hoy en día y nos dedicamos simplemente a vivir en la oscuridad adorando a Dios, como afirman - no los creyentes, porque también hay creyentes de mente muy abierta- sino los creyentes fundamentalistas, tipo ayatolás del estado islámico, esos mismos que llevan su libro sagrado en una mano y un Kalasnikov en la otra?

Comentario por Rebel el abril 2, 2018 a las 10:08am

Sí, la realidad jamás dejará de sorprendernos, Tina. Saludos ;)

Comentario por Rebel el abril 2, 2018 a las 10:07am

Es tu opinión, Isa. Solo comentar que la física cuántica y las ideas que implica no son incompatibles ni van en contra de la creencia en Dios que pueda tener una persona. Hay físicos, incluidos físico cuánticos, que son creyentes lo mismo que también los hay ateos y agnósticos. Son dos cosas diferentes.

La búsqueda de conocimiento forma parte del ser humano, y en sí misma, como tal, es positiva, incluso reconociendo los límites de ese conocimiento, que siempre estarán ahí. Pero renunciar a conocer y a buscar la verdad, aun con todos nuestros límites, sería volver a los años oscuros de la Inquisición y el dogmatismo obligatorio. Eso sí que es peligroso.

Comentario por Tina el abril 1, 2018 a las 7:38pm

Me resulta complejo el tema y a la vez muy alucinante, nos queda tanto por conocer y entender. Un saludo

Comentario por Rebel el abril 1, 2018 a las 8:57am

Es a nivel cuántico, de momento. Lo que consigue demostrar este experimento de entrelazamiento es algo que ya se sabía en física cuántica, de forma teórica, que el pasado a nivel cuántico puede tomar forma, adquirir una realidad concreta entre las múltiples potenciales, por influencia del presente o el futuro. Una partícula subatómica, por ejemplo, se encontrará en un estado de superposición cuántica (una especie de realidad borrosa donde la partícula se encuentra en todos sus posibles estados y "lugares" potenciales a la vez, al mismo tiempo, es algo muy difícil de captar porque no tiene nada que ver con nuestro sentido común habitual de lo que vemos en nuestro mundo cotidiano https://www.youtube.com/watch?v=b1oZksHkJgM ) hasta que se realice una medición sobre ella. Una vez que se hace la medición la superposición desaparece y se "concreta", se hace real, uno de esos estados (que incluyen su pasado). Por tanto, cuando se hace la medición, se está creando no solo su posición y localización sino también su pasado, uno de entre los múltiples posibles. Uno de los grandes misterios de la física cuántica es el hecho de que la observación en sí misma sea capaz, en cierto modo, de crear la realidad, lo cual ha llevado a no pocos físicos a pensar que la conciencia es la que crea lo real. Según esto, un universo sin consciencia, no podría existir.

Físicos de la talla de John wheeler, en su momento, y muchos otros en la actualidad están convencidos de ello, Roger Penrose, amigo de Stephen Hawking (trabajaron e hicieron importantes descubrimientos juntos) escribe :

"La consciencia me parece un fenómeno de tal importancia que sencillamente no puedo creer que sea algo que solo es accidentalmente producido por una computación complicada: es el fenómeno en el que se hace conocida la misma existencia del universo. Podemos argumentar que un universo gobernado por leyes que no permiten la consciencia no es universo en absoluto. Diría incluso que todas las descripciones matemáticas del universo que se han dado hasta ahora deben incumplir este criterio. ¡Es solo el fenómeno de la consciencia el que puede conjurar un presunto universo "teórico" a la existencia real!."

En este experimento concreto lo que se ha hecho es utilizar el entrelazamiento de varias partículas para "crear" y dar forma al pasado de algunas de ellas. Muy extraño, sí, y sin embargo real.

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio