Mitos sobre la Esclerosis Múltiple

A menudo la esclerosis múltiple (EM) tiene una imagen distorsionada y para muchas personas sólo el nombre les sugiere una persona completamente discapacitada y en silla de ruedas. La verdad es que esta enfermedad es controlable y muchas personas que la padecen llevan vidas activas y satisfactorias.

A continuación te presentamos algunos conceptos equivocados que existen sobre la EM y también datos que te proporcionarán información y una mayor sensación de control de la patología.

El Mito: No existe cura para la EM, por lo que no se puede hacer nada.

La realidad: Aunque es verdad que no existe cura para la EM, actualmente existen terapias disponibles para ayudarte a controlar los síntomas que puedes estar experimentando y retardar su evolución. A las terapias para tratar la EM se les conoce como terapias modificadoras de la enfermedad (TME). Además, existen muchas otras formas de mantenerse sano y positivo. No debes dejar que la EM se apodere de tu vida.

Como suele suceder con muchas otras enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión, miles de personas han encontrado formas de combinar medicación, dieta, ejercicio y cambios en el estilo de vida para controlar su EM. Una sencilla rutina de ejercicios, como caminar con regularidad, nadar o ir en bici y una dieta razonable rica en frutas y vegetales frescos y alimentos integrales marcan una gran diferencia. Comenta con tu médico todas las cosas que puedes hacer para conseguir un efecto positivo en tu vida.

El Mito: Nunca volveré a ser capaz de trabajar o de realizar mis actividades habituales.

La realidad: la mayoría de las personas con EM encuentran la manera de lograr que la enfermedad no dictamine lo que pueden o no pueden hacer. La mayoría de las personas con EM continúan siendo capaces de hacer las cosas que siempre han hecho y realizan sus actividades típicas de cada día. Por supuesto que la EM es diferente para cada persona y puede ser imprevisible. Pero si eres proactivo, positivo y te empeñas en hacer frente a tu enfermedad, no existe motivo para creer que no se puede controlar.

El Mito: Ya que la EM se puede desarrollar lentamente, puedo esperar a comenzar la medicación.

La realidad: los expertos están de acuerdo en que empezar el tratamiento lo antes posible puede marcar una gran diferencia. Los investigadores demuestran que algo del daño que puede causar la EM no es reversible, de manera que identificarla y tratarla precozmente es la mejor manera de retardar la progresión de la enfermedad y reducir el número de brotes y ataques. Sólo tú y tu médico podéis decidir cuándo empezar con el tratamiento y decidir qué terapia tiene más sentido para ti. Pero la investigación demuestra que cuanto más pronto empieces, mejores pueden ser tus perspectivas.

El Mito: Tener un brote significa que mi medicación no está funcionando.

La realidad: la EM es muy impredecible y es diferente para cada persona. Algunas personas pueden no tener ataques o brotes, mientras que otras los pueden tener de vez en cuando. La mejor manera de no perder el control de tu EM y de evaluar si tu plan de tratamiento está funcionado es que tu médico te realice pruebas como la resonancia magnética periódicamente. Ante cualquier duda o inquietud no dudes en hablar con tu médico o enfermera.

El Mito: La EM es mortal.

La realidad: Si consultas las estadísticas, la expectativa de vida de las personas con EM es aproximadamente la misma que la de la población general. De hecho, las personas con EM son exactamente iguales que la población general y tienen el mismo riesgo de padecer el mismo tipo de enfermedades como son el cáncer, las enfermedades del corazón y los infartos cerebrales. Las personas con EM rara vez mueren debido a la enfermedad.

Por supuesto que hay formas de EM que evolucionan rápidamente y que pueden acortar la vida de una persona, pero esas formas son raras. Existen otras complicaciones como las infecciones y la depresión grave que pueden crear problemas, particularmente si se dejan sin tratar. No obstante y hablando en términos generales, las personas viven vidas largas a pesar de su EM.

El Mito: Tuve una infección y fue definitivamente eso lo que desencadenó mi EM.

La realidad: A pesar de haberse identificado hace más de 150 años, en cierto modo la EM continúa siendo un misterio. Se desconoce la causa de la EM, aunque existen varios factores que pueden estar implicados. Entre estos están la raza, la etnicidad, la genética y los factores medioambientales. Las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar EM y algunos estudios sugieren que ciertos virus (como las paperas, el herpes y la varicela) pueden contribuir a desarrollarla, aunque todavía no se ha encontrado ningún vínculo definitivo con ninguna causa viral.

Visitas: 24

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

TODO DISCAPACIDAD

© 2004 - 2017   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio