No se desde que minuto o palabra te me fuiste metiendo en la mente, cada vez que te veo y te oigo me siento extraña, se que alguna vez nos vimos, hasta conversamos, pero no llegamos a más que eso y en esos días fue algo normal.

Tu con tus trabajos diarios que te ocupaban al máximo el día, las noches cada vez se tornaron más cortas pues estabas siempre cansado del trajín del día y yo ....como siempre sola, en esta casa sola fría y sin ti.
Desde la última vez que hablamos, que me sentí cansada de cargar esto como un cadáver me paso por la mente decirte la verdad y así fue, nuestro adiós era inminente pero no tenías el valor para decírmelo porque tu también estabas agotado con esto, el verme triste siempre, melancólica y enojada por no haber una solución me transformo, hasta que yo así como me sentía lo tuve que enfrentar y aunque pensaras que era la mala de la historia nunca fue así, no te imaginas la tristeza que me embargo el decírtelo y aún más el tener que enfrentarme a hacerlo.

Recuerdo que ese día de Noviembre llegaste con la cara triste, estabas tan cansado que ni siquiera me recibiste el café que siempre te brindaba sólo me diste un beso en la mejilla y te retiraste a la cama.
Yo me quede allí plantada como el árbol del jardín que había en mi casa de niña, que con los días se callo sólo porque estaba más que muerto, así mismo me sentía yo, muerta pues ya no te inspiraba nada y sólo con ese beso me lo expresaste. Me dio tanta tristeza que allí mismo de pie en esa sala me puse a llorar, fue tanta la pena que ahogo mi corazón y mi alma que no tuve más razón para desahogar tanta tristeza, llore tanto amor, tanto..que sentía como si el mar se regara por medio de mis ojos.

No te diste cuenta de nada, estabas profundo y ni un terremoto te habría levantado de la cama, cuando mire estabas en ella sin siquiera quitarte la ropa y sin abrigarte, me acerque para ayudarte a quitártela y que no te hiciera daño, cuando te ayude así pesado por el sueño a sacar tu pantalón callo algo de ellos, lo levante y cuando lo advertí era un regalo, como un camafeo de alguien, sin ser entrometida lo mire pues la verdad nunca lo había visto antes y al abrirlo vi una foto de una joven muy hermosa que sonreía, en el otro lado del mismo, el que lo cerraba tenía una inscripción como tallada y decía ...Lucía...con un corazón atravesado por una flecha y en la punta de ella la inicial de tu nombre...

Sentí como un mareo me envolvía en todo mi ser y cuando se quedo quieta mi cabeza me dio un dolor en el corazón que casi se me sale por la boca, no sabía que hacer, estaba desorientada, sin un norte y me puse a llorar...las lágrimas allí si que emanaron raudas y no podía frenar esto, hasta que me escuchaste gemir aunque en silencio pues nunca he sido escandalosa pero ese lamento no lo pude detener y salió esa lastimera voz llena de pena...
Me miraste a los ojos y cuando me viste así, te sentaste en la cama, a ese nivel estaba mi mano con tu " regalo" y al mirarlo te agachaste apesadumbrado y triste, más aún que yo...
Me dijiste luego que era algo de una amiga tuya pero yo me enoje pues sabía que mentías y eso me acabó toda la fe en el género humano, te pregunte como es posible que luego de ver todo lo que tenía en la mano me dijeras eso? ...
Salí de allí pues el asco se apoderó de mi, no he sido la más perfecta ni santa pero eso no se merece recibir de alguien que dice que te ama. Así que me fue de allí, cogí un abrigo porque helaba afuera y me marche, te fuiste detrás rogándome que te entendiera, que comprendiera pero sin voltear te dije muy triste ...que ? Que tengo que comprender? ...tu me volteaste para que te mirara a los ojos y viera la verdad en ellos pero tu boca mentía y lo sabias tanto como yo...así lo hice y luego que me juraste que era sólo una amiga nuevamente me quede como una estatua de sal como en la de la Biblia y ya no llore más....me mirabas como si fuera una extraña y eso éramos ya pues desde ese día que supe que hablabas con ella, que le dedicadas tiempo como a mi y que no se le dirías para que se tornara así esa " amistad" me cerciore que yo sólo era un juguete para ti, no sabes como se siente eso pues tu eras el titiritero de dos personas a la vez que sabias te amaban y yo sólo era una tonta, estúpida e ilusa mujer, ya sólo me quedaba asegurarme de lo que ya veía hacia días y que a causa de mi gran amor por ti me negaba, como dicen " no hay peor ciego..."

Con el rostro lleno de lágrimas, casi sin ver por ellas saque mi poca ropa, mis libros y mi música ..,me fui de allí pues no soportaba esa mentira con cara de hipocresía menos de ti que me amabas o al menos eso me decías. Me pediste que no lo hiciera pero yo ya no era nada tuyo, no quería nada más de ti, me solté tu asquerosa mano que la acariciaba a ella y me largue...
Me desaparecí de tu vida pues quería ser un cadáver para ti desde ese día y eso fui, nunca jamás me volviste a ver, con los años supe que me buscabas y hace unos días me propuse verte nuevamente y así fue que te llame para vernos...esa tarde que te volví a ver supe de todo corazón que sólo habías sido una pesadilla, me pediste que me quedara más pero no pude, te burlaste tanto y tanto tiempo de mi amor y mi entrega que me sentí asqueada de todo y de mi misma por haberte amado así...te dije la verdad ...sólo quería darme cuenta hasta donde puede llegar un hombre que juega así con los sentimientos de una mujer enamorada y lo peor que las promesas que me hiciste eran sólo palabras vanas...

Me fui de allí nuevamente pero ya no estaba triste ni acongojada, estaba altiva y orgullosa de mi misma por ser una mujer completa que no necesita de un hombre para serlo, que siempre fui la que más amo y que respete pero que era buena y que ese amor que llevaba por dentro era para alguien más que se lo mereciera así se demorara toda la vida por llegar...ahora que pienso en eso siento que soy otra y que esa tonta ya no lo es tanto, que ahora pienso primero en mi que en los demás aunque suene egoísta pero así no sufro más.
Ya no prometo, ni me gustan las promesas pues ni hay nada más doloroso que te prometan algo de corazón que tu crees de corazón también pero te traicionan así fácil y esa fe se acaba por toda la vida...

Mi próximo amor será más maduro, real, certero y con fe en mi pues si se van de nuevo a causa de una mentira, omisión u engaño es lo más normal en un hombre y en un ser humano.

" Es mejor no esperar nada de nadie por si ese amor verdadero llega lo disfrutes cada día como si fuera un regalo de Dios."

Anna. Junio 10. 2015.

Visitas: 162

Los comentarios están cerrados para este post

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio