Salida de Boulemane para Errachidia en el camino hago una parada para almorzar por primera vez cordero en un pueblo llamado Zeida, allí me encuentro con Abdul, un personaje que se dedica a localizar clientes para la llegada al desierto, me dice que el precio del hotel es de 600 Dirhan por día (60€) y que pasar una noche en el desierto otros 600, me comentaba que le diera un dinero a cuenta, le dije que cuando llegara quería ver otras opciones y él, "erre que erre" que era la mejor opción que no mirara más, (que era el mejor precio), pero yo no lo tenía muy claro y así se lo dije, me ofreció una tarjeta y quedamos en que le llamara en cuanto llegara a Merzouga, con lo cual nos despedimos y continué mi camino.

Sigo por el Atlas medio, rompo la carcasa de protección del motor con una piedra que aparece en en camino en una llanura inmensa, menos mal que no sucede nada más y puedo continuar viaje sin mayores contratiempos.

Paro a descansar y aparece como por encanto una mujer en medio de la nada, que amablemente me ofrece tomar un té en su casa, (no voy) saco algunas cosillas que llevo en el coche, algo de fruta, ropa que llevaba de sobra,  se lo regalo,(ella contentísima).

Llego a Er Rich, pueblo grande bastante desvencijado, con muchísima juventud lo mismo que en todo Marruecos, desde este pueblo hasta Errachididia que dista unos 60 kms es de lo más bonito que he visto hasta el momento, el paisaje es espectacular.

A la tarde llego a Errachidia a repostar, (por cierto) el gasoil es muy barato, 50 céntimos de € más barato que en España.

En esa gasolinera me quedé a dormir en "la partner" que tan bien se está portando.

Atlas-Errachidia.JPG                                                    An%C3%B3nima%20del%20t%C3%A9.JPG

                     

                                           An%C3%B3nima%20del%20t%C3%A9.JPG

Visitas: 240

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

Comentario por antabi el noviembre 8, 2013 a las 7:04am

Hola Martina, sabemos que en los viajes las anécdotas son la mordiente, aparte por supuesto del viaje en sí, te diré que tuve la gran suerte de conocer a algunas personas entrañables de este modo, me encantó, pude comprobar "in situ" su hospitalidad, fue muy enriquecedor.

En lo referente a la danza del vientre.....jajaja, que más hubiese querido, pero por desgracia (para mí) no tuve esa suerte, haces un comentario referente a que te "da miedo", en principio no lo tenía muy claro pero....como la vida es única y tengo la suerte de estar aquí, siento que debo vivirla a cada momento, sin hacer locuras y consciente de ello, pero en verdad te digo sin temores tambien.

Un saludo desde Benalmádena

Comentario por Martina el noviembre 8, 2013 a las 1:35am

Buena noche viajero aventurero,cada que le leo me sorprende y me hace reír (de nervios) que ese tipo que se acerca a ofrecerle alojamiento o a la mujer que se aparece en su camino,no se si vaya acompañado o si viaja solo,pero a mi en lo particular me da miedo,já bueno quizá si fuera más joven igual si me aventuraria jajá,en líneas anteriores leí que estaba usted con bastón y rodillera,pues dejeme decirle que lo admiró a que a pesar de eso,usted siga disfrutando de su viaje,a mi me hace recordar  de ali baba y los 40 ladrones,o sheherezada contando un cuento,hojala ya le hayan bailado la danza del vientre o ya haya comido la carne de camello,que en lo personal solo lo probaria sin que me dijeran lo que es,já ja,muy bonitas sus fotos,espero que mejore de sus dolores y siga compartiendo sus aventuras,gracias.

Su lectora.

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio