Desde la invención de la escritura en la antigua Mesopotamia, pasando por los jeroglíficos egipcios, la revolución de la imprenta de Gutemberg hasta Internet y el libro digital, la escritura y los libros son la memoria y el diario colectivo de la humanidad, donde se guardan los sueños, la historia, los conocimientos, las tragedias y esperanzas, las advertencias y enseñanzas para el presente y el futuro, donde se han recogido los interrogantes y preguntas últimas del ser humano junto a miles de sus posibles respuestas, las utopías y los infinitos horizontes internos y externos que la mente humana ha explorado, pensado o imaginado a lo largo de los siglos.

Hay libros que nos permiten viajar por el espacio y el tiempo de innumerables mundos, cercanos o remotos, para salir de nosotros mismos y ver la realidad desde otra perspectiva, entrando en la piel, la vida, los pensamientos y los sentimientos de una gama sin fin de personajes, realidades y tramas.

Hay libros para aprender, para abrir la mente y también para ser más libres: no hay nada que dictadores, sectarios, tiranos y fanáticos odien más que la difusión de los libros en toda su diversidad; ya lo dijo Goebbels, el ministro de propaganda nazi: "Cuando escucho la palabra cultura, echo mano de mi pistola". Como en el Fahrenheit 451 de Ray Bradbury los quemarán en mil hogueras, crearán índices interminables de libros prohibidos y férreos sistemas de censura, porque los libros son pura "dinamita", subversión, democracia, gente más libre y difícil de manipular, control y crítica del poder. Intercambio público y libre de ideas, que es lo único que hace posible acercarse a la verdad.

Hay libros que cambian vidas, que nos dan otra visión de las cosas, y también hay libros que han cambiado el mundo. Sin libros no tendríamos ni la ciencia, la literatura y la filosofía de los griegos, ni la lenta evolución de la ética desde los primitivos escritos de la India, pasando por el budismo, los evangelios hasta el tratado de la tolerancia de Voltaire, el "atrévete a pensar por ti mismo" y el "imperativo categórico" de Kant o el existencialismo rebelde de Albert Camus, ni Revolución Copernicana, Darwiniana, Cuántica o Relativista ni Revoluciones Francesa y democráticas, ni "Libertad, Igualdad, Fraternidad" ni el Diario de Ana Frank, ni los clásicos inmortales de Homero, Dostoyevski, Cervantes, Shakespeare, Víctor Hugo o Dickens, ni la poesía de Benedetti, Whitman, García Lorca, Allan Poe o T. S. Elliot.

Como dijo Carl Sagan, los libros lo cambiaron todo, y son pura "magia", que nos permite "oír la voz de otra persona que quizás murió hace miles de años. El autor habla a través de los milenios de modo claro y silencioso, dentro de nuestra cabeza, directamente a nosotros. La escritura es quizás el mayor de los inventos humanos, un invento que une personas, ciudadanos de épocas distantes, que nunca se conocieron entre sí. Los libros rompen las ataduras del tiempo, y demuestran que el ser humano puede hacer cosas mágicas. (...) La biblioteca nos conecta con las intuiciones y los conocimientos de las mayores mentes que hubo jamás, con los mejores maestros, escogidos por todo el planeta y por la totalidad de nuestra historia, a fin de que nos instruyan sin cansarse, y de que nos inspiren para que hagamos nuestra propia contribución al conocimiento colectivo de la especie humana."

Cada libro, cada biblioteca, forman parte de esa magia, y sin ella la humanidad habría quedado para siempre atrapada y perdida en el vacío de una interminable colección de páginas en blanco.

Visitas: 41

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

Comentario por Rebel el miércoles

Hola Lourdes, te doy mi opinión sobre ese debate, estoy más de acuerdo con quien dijo que después de leer un libro - sobre todo si es un buen libro, de esos que te han marcado alguna vez - uno no vuelve a ser "del todo" el mismo, si te gusta el cine también puede ocurrir algo parecido con una buena película. No me refiero a que cambie por completo tu personalidad hasta el punto de convertirte en un ser diferente, pero cada vez que lees un libro sí que puedes llegar a percibir y entender ciertas cosas de otra forma, o desde otro punto de vista, también encontrar datos, hechos, información que no conocías (más si se trata de algún libro de divulgación o ensayo), y todo eso con el paso de los años te va cambiando. Respeto a quien dice que no quiere que ningún libro cambie su vida, pero si lees de forma habitual creo que es muy difícil que a la larga la lectura no te cambie nunca en nada.

Cada uno buscará en la lectura cosas diferentes, evadirse, ver el mundo desde otros puntos de vista, conocer mejor la realidad o como yo todo a la vez. Y dependiendo de lo que leamos más o menos - novela, ensayo, divulgación, poesía.. - , o busquemos, eso te podrá influir de una u otra forma. En mi caso de no haber leído nunca nada estoy seguro que mi forma de ver el mundo, la vida y una gran cantidad de temas en estos momentos sería muy diferente.

Hay mil formas de disfrutar de la vida y por el hecho de leer no vamos a renunciar a ellas, está la música, el cine, el deporte, vivir buenos momentos con los amigos, la familia, la pareja - si la tienes -, escaparte y perderte por ahí, solo o junto a alguien, en una puesta de sol, junto a un río, en la playa o bajo las estrellas... sin ser una obligación ni una imposición la lectura es algo más que está ahí y que junto a todo lo demás, si te va el tema, te puede aportar mucho. No es que no se pueda disfrutar de la vida si no se lee, es solo que si se lee se puede disfrutar todavía más.

Los libros son buenos por sí mismos, en ocasiones de forma muy directa y otras más indirecta han cambiado el mundo y la vida de millones de personas, estimulan la imaginación, el intercambio, el debate a fondo y el progreso del conocimiento y de las ideas, ayudan a abrirse y ver la realidad desde otros ojos. También a soñar, porque no solo se sueña con el cine o contemplando un paisaje. Las teocracias odian su libre difusión, las dictaduras también. Pero luego cada uno que decida cómo quiere montarse la vida y ser feliz, porque hay mil formas de hacerlo, desde la libertad. Y los libros, como todo lo demás, o son libertad o no son nada.

Saludos ;)

Comentario por Rebel el miércoles

O dicho de otra forma, los libros son el lugar donde la gente imprime sus sueños y sus ideas, construye mundos y deja fotografías de su alma, para compartirlas con los demás, superando todas las barreras del espacio y el tiempo. Si se eliminasen todos los libros de la historia sería como hacer un borrado de memoria completo de lo que es hoy en día el conocimiento del mundo, la conciencia colectiva, la ciencia, la filosofía, la literatura, nuestra forma de entender la vida... el "alma" de la humanidad. Tal vez el mayor de los inventos humanos, magia, que diría Sagan. Saludos Tina

Comentario por Lourdes el lunes

.--Hola Rebel..un libro nos entretiene y nos sirve para evadir la realidad me gusta tu punto de vista y dijo alguien que “Después de leer un libro uno no vuelve a ser el mismo” ..y esas palabras trajo un reflexión  de otra persona que te la anexo porque me gustaría saber tu apreciación al respecto...

Comentario por Tina el domingo

Un escrito lleno de  aventuras,  opiniones, deseos, fantasias  .... repleto de vida, eso son los libros. Saludos

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio