¿Le temes a la oscuridad?

¿Y qué tal a la luz?

¿Por qué?

¿Alguna vez te lo has preguntado?

Hay personas que tienen un temor inexplicable

o demasiado fuerte hacia la oscuridad o hacia la luz.

El miedo a la luz se llama fotofobia

y el miedo a la oscuridad, acluofobia.

La fotofobia no sólo la experimentan vampiros,

ni la acluofobia tu primito de tres años

que necesita dormir con una luz encendida.

Estas dos fobias pueden ser bastante comunes,

y tratadas como temores, pueden ser muy útiles

para un diseñador de iluminación.

La fotofobia es literalmente el miedo a la luz,

pero este miedo se da por una hipersensibilidad a la luz,

que puede darse por alguna enfermedad del ojo

o del sistema nervioso. Pensemos en personas

con migraña que tienen que encerrarse en lugares oscuros,

con cataratas o degeneración macular

a los cuales lastima la luz intensa, o albinos.

Pensemos en personas que se levantan después

de una larga noche de fiesta y alcohol.

Ellos tienen un temor a la luz, por hipersensibilidad,

que puede ser llamado fotofobia…

y ninguno de ellos es un vampiro.

La acluofobia es el miedo a la oscuridad.

Tiene otros nombres como Nictofobia,

que se refiere directamente a la noche.

En esta fobia temes no a la oscuridad en sí,

sino a lo que podría pasar en la oscuridad,

como un monstruo que se esconde en ella

y puede salir a atacarte en cualquier momento,

o traduciendo esto a los adultos,

cualquier tipo de atacante en un callejón

oscuro en medio de la noche.

En el primero,

todo el mundo sabe que puede esconderse

debajo de las cobijas, las cuales son mágicas

e impenetrables, y para lo segundo…

ayudaría no pasar por esos lugares,

sobretodo si se sabe están en zonas inseguras.

¿Pero cómo es posible que un diseñador

de iluminación utilice estas fobias?

¿Las podrá usar para conquistar el mundo?

Es posible, pero no conozco a ninguno que quiera eso.

La fotofobia es un miedo a la luz por una

hipersensibilidad de la misma.

Si tomamos en cuenta que nuestras pupilas

tardan en ajustarse a la cantidad de luz

un tiempo considerable (depende mucho de la edad,

y la diferencia en los niveles de luz) podemos

crear una gran sorpresa momentánea al pasar

de un cuarto muy obscuro a una habitación

medianamente iluminada, se puede usar la hipersensibilidad

que se tiene en ese momento a la luz para

molestar al usuario, se pueden crear espacios

de transición o enfatizar zonas con no tanta luz.

El temor a la oscuridad es algo que

yo encuentro más delicioso y maleable,

ya que se une al temor a lo desconocido y

a la imaginación única de cada persona.

La oscuridad puede ser deliciosa,

un manto que te cobija y te guarda,

que te envuelve y te vuelve invisible,

un momento silencioso, sin tantos estímulos,

donde dejas que tus otros sentidos dominen.

Pero también es un lienzo en blanco para la imaginación,

que es alimentada de todo s los demás sentidos,

por eso puede dar tanto miedo la oscuridad.

Únela con música, con texturas,

con olores y con la vida de cada persona

y obtendrás distintas reacciones, desde paz,

seguridad confianza y felicidad hasta terror.

Uno de mis cuentos favoritos es La decisión de Randolph Carter,

de H.P. Lovecraft donde mueres de miedo,

pero nunca ves realmente al monstruo,

nunca se describe,

nunca sabes lo que es y aun así le temes.

Así es la oscuridad.

Puedes crear lo que quieras

con ella dependiendo de con qué la combines.

Muchos iluminadores le temen a la oscuridad

y quieren eliminarla inundando todo de luz.

Yo preferiría temerle a la luz y abrazar

y utilizar el temor a la oscuridad

y la oscuridad misma como un lienzo en blanco.

orquidea vara

pies para que los quiero si tengo alas para volar..

intenté ahogar mis dolores pero ellos han aprendido a nadar..f-k

Dios eres la roca,el faro y el amigo que no me falla..

Visitas: 470

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

Comentario por ★COSMOS★ el noviembre 1, 2013 a las 10:42pm

Martina es ke no tengo el gusto de conocer a esos dos señores, el tal Coco y el del costal ese...ainsssssss.

Comentario por Martina el noviembre 1, 2013 a las 10:26pm

cuenejo tú no tienes miedo más que al coco o el señor del costal jajaja

Buen fin de semana shiquillo.

Comentario por Martina el noviembre 1, 2013 a las 10:25pm

Buena tarde,tina,gracias por la información shiquilla,ya anotare...que tengas buen fin de semana

Comentario por ★COSMOS★ el noviembre 1, 2013 a las 9:48am

Ainssssssss Martina...yo no le temo ya ni a la oscuridad, ni a la luz. Ademas me gustan las 2.

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio