*Las relaciones sexuales y la lucha de clases/* Cerebro Dividido (El hombre cuando esta con una chica)*

“…Estamos acostumbrados

a ver cómo hombres de un nivel moral e intelectual muy elevado

eligen como compañera de vida a una mujer insignificante y vacua,

que de ninguna manera se corresponde

con el valor espiritual del marido.

Apreciamos este hecho como completamente normal y,

por tanto, no merece siquiera nuestra consideración.

Todo lo más que puede suceder es que los amigos

“se lamenten de que Iván Ivanovitch

se haya casado con una mujer insoportable”.

El caso varía si se trata de una mujer.

Entonces nuestra indignación no tiene límites,

y la expresamos con frases como la siguiente:

“¡Cómo es posible que una mujer tan inteligente como

María Petrovna pueda amar a una nulidad así!…

Tendremos que poner en duda su inteligencia…”

¿A qué obedece esta manera diferente de juzgar las cosas?

¿Qué causa determina una apreciación tan contraria?

Esta diversidad de criterio

no tiene otro origen

que la idea de la desigualdad entre los sexos,

idea que ha sido inoculada a la humanidad

durante siglos y siglos

y que ha acabado por apoderarse de nuestra mentalidad

de una manera orgánica.

Estamos acostumbrados a valorar a la mujer,

no como una personalidad,

con cualidades y defectos individuales,

independientes de sus experiencias físicas y emocionales.

Para nosotros la mujer no tiene valor

más que como accesorio del hombre.

El hombre,

marido o amante,

proyecta sobre la mujer su luz y,

es a él,

y no a ella misma,

a quien tomamos en consideración

como el verdadero elemento

determinante de la estructura espiritual

y moral de la mujer.

En cambio,

cuando valoramos la personalidad del hombre

hacemos por anticipado una total abstracción

de sus actos en relación a sus relaciones sexuales.

La personalidad de la mujer,

por el contrario,

se valora casi exclusivamente en relación con su vida sexual.

Este modo de apreciar el valor de una personalidad femenina

se deriva del papel que ha representado la mujer

durante tantos siglos y sólo ahora es cuando se

está logrando poco a poco una reevaluación de estas actitudes,

al menos en términos generales… “

- Alejandra Kollontai, en

“Las relaciones sexuales y la lucha de clases”, 1911.

“Ya nadie trae serenata ni flores, ahora todos traen problemas.”

“Si no quieres nada serio con ella, no se la metas más de tres veces”.

—Paulo Coelho.

“Un día voy a escribir todo lo que siento. Y vas a leerlo y a preguntarte si se trata de ti. Y probablemente sí. Y posiblemente ya no”.

Te vi leer poesía en aquel café y se me hizo inevitable no desear té.

Visitas: 356

Etiquetas: Las, acabado, apoderarse, cerebro, clases, de, diferentes, dividido, el, gente, Más...hombres, juzgar, la, lucha, mundo, ningún, nivel, persona, relaciones, sexuales, y

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

Comentario por Tina el agosto 25, 2015 a las 1:19pm

Los estereotipos siguen a pesar de siglos de existencia... Besos

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio