Las Ovejas Negras
En este rebaño

había cuatro ovejas negras

que siempre daban problemas a los pastores.

No las trasquilaban porque su lana era demasiado

barata y era muy extraño que alguien la comprara.


Los pastores

aislaban a las cuatro ovejas negras

en otro pequeño corral,

para el día que trasquilaban a las demás.

Uno de los pastores

fue por una de ellas y sin darse cuenta,

dejó el portoncillo mal cerrado

y las tres ovejas negras que quedaron,

no paraban de relinchar

porque no les gustaba el encierro,

hasta que una de ellas

terminó de abrir el portón de un cabezazo;

oportunidad que aprovecharon para escapar

y lo cual no les resultó del todo agradable.


Lo primer escena que encontraron,

fue a todos los demás borregos en el corral

con el cuero al desnudo,

recién trasquilados,

temblando por el frío

y con miedo por la sensación de la maquina

despojándoseles de su pelaje.


Al ver esto, las tres ovejas negras

corrieron asustadas en otra dirección,

justamente para encontrarse

con algo mucho peor.

La otra oveja negra,

la que se llevó el pastor,

había sido decapitada y estaba siendo desollada.


Los pastores, ocupados por su ardua actividad,

no lograron percatarse de la fuga.

Entonces las tres ovejas negras, perturbadas

y con mucho temor, se alejaron del rancho

corriendo sin parar hasta llegar a la gran colina,

desde donde podían divisar todo el valle.


“Esperen, deténganse allí”

–Gritó la oveja que venía de ultimo.

“¿Dónde vamos?”

–Preguntó.

(Las ovejas no hablan.

Bueno, estas si y no porque sean negras,

sino porque esto es un cuento.

Continúa leyendo hasta el final.)

“No lo sabemos”

–Respondieron las otras dos.

“Pero no nos quedaremos aquí esperando que los pastores

vengan por nosotros y corramos el mismo destino que las demás”
“Pero tampoco podemos ir por allí… sin saber qué hacer.

Puede haber lobos en el camino y los pastores no estarán para protegernos

¿Y qué tal si lo que hacen con nosotros es realmente para lo que estamos aquí?

Ellos nos alimentan, nos protegen y nos dan un lugar donde vivir.

De alguna manera debemos pagar.

Yo voy a regresar.”
La oveja dio media vuelta y regresó.

Pero antes de llegar al rancho, buscó un lugar donde revolcarse para llenarse de polvo.

Al llegar al corral con su falso pelaje creyó que sería trasquilada como las demás, pero uno de los pastores la tomó, la bañó y no esperó más tiempo para decapitarla.
Las otras dos ovejas continuaron su viaje hasta que se encontraron con una manada de ovejas negras que correteaban libremente por las praderas.
“¿Ustedes también se escaparon de su rebaño?”

–Preguntó una de las ovejas de la manada.

“Si quieren, pueden quedarse con nosotros, también somos renegados, rebeldes y revolucionarios, y no estamos dispuestos a darles nuestro pelaje, ni nuestro cuero, ni nuestra carne a esos desgraciados pastores”
“Yo me quedaré con ellos”

–Dijo una de las dos ovejas prófugas.

“Ellos también saben la verdad de lo que los pastores hacen y para que nos quieren.

Me sentiré más seguro con los que defienden la misma causa.”
“Está bien, si eso es lo que quieres…”

–Respondió serenamente la otra oveja.

“Yo pienso seguir haciendo mi camino por el valle.

Me gustaría conocer otras regiones, otras manadas, otros animales.

O no sé, tal vez solo intente llegar a lo alto de las montañas para encontrar paz…

Pero no creo que quedándome con los que son iguales que mí, logre sentirme en verdadera libertad.”

A los pocos días de que la oveja fugitiva iniciara su gran viaje sin destino ni regreso, se dio cuenta de que la manada de ovejas negras que había dejado atrás, se convirtió en un festín para una jauría de lobos.
Esta ovejita negra simplemente decidió enfrentarse a las adversidades del camino que abría a su paso.

En ocasiones formó parte de otros rebaños para intentar ayudar a otros borregos a escapar, pero de nada servía arriesgar su pellejo cuando se daba cuenta de que los borregos se sentían bien dando su lana, su cuero y su carne porque creen que realmente para eso fueron hechas, ya que ese era el único mundo que conocían.


Sus otras aventuras le hicieron comprender que más que razones, motivos y explicaciones para la existencia o para cada acontecimiento. Lo que en realidad necesitaba era observar, experimentar y apreciar. Ahora sabía que si no era capaz de entender ciertas cosas, que con paciencia y dedicación, todo cobraría sentido. No definía su creación y sus acciones por todo lo que aprendía, porque en realidad era todo lo que ignoraba, lo que hacía despertar su consciencia.

“Sepas lo que sepas, guarda silencio.

A nadie enseñarás nada más de aquello que sabe.

Y si amplía su saber tomándolo de ti sin estar preparado, será un saber superficial en él y sin fondo.

La sabiduría no se regala, se trabaja en el roce con la vida y el sacrificio cotidiano.

A aquellos que debas decirles algo, la misma vida los pondrá parejos a tu camino, y andando, los enseñarás a andar.”
Diálogos con Abul Beka (poeta de Al-Andalus )

“Vivir en comunidades de ideas afines, es uno de los peligro más grandes del mundo globalizado de hoy.

Ocurre en todo el mundo, oriente, occidente, agnósticos, creyentes etc... Tendemos a formar grupos basados en similitudes y luego producimos estereotipos de otro grupo de personas”
Elif Shafak

“La oveja negra, simplemente piensa distinto, la oscuridad en que vive, es tan solo el espacio que la luz del conocimiento y la sabiduría necesitan para nacer y brillar.

Por el contrario de los que creen vivir en la luz, la gran mayoría quedaron segados desde el primer resplandor y les duele cuando intentan abrir los ojos.

Si vas a ser una oveja negra, procura que tu oscuridad sea tan intensa, al punto de que los demás borregos se den cuenta de que necesitan iluminarse con su propia luz y no con la luz de los pastores que los ciega para quitarles la lana.Imagen relacionada

Pero que no se te olvide que aunque seas una oveja negra y no le des tu lana a los pastores, aun sigues siendo carne para los lobos”
Víctor Valladares

Imagen relacionada

Visitas: 116

Etiquetas: Me, O, Pero, Si, Valladares, Víctor, Yo, a, al, alto, Más...animales., aun, aunque, borregos, camino, carne, ciega, con, conocer, creo, cuenta, de, demás, den, des, el, en, encontrar, gustaría, haciendo, iguales, iluminarse, intensa, intente, la, lana, lana., las, le, libertad, llegar, lo, lobos”, logre, los, luz, manadas, mi, montañas, , necesitan, negra, no, olvide, oscuridad, otras, otros, oveja, para, pastores, pienso, por, procura, propia, punto, que, quedándome, quitarles, regiones, se, sea, seas, seguir, sentirme, ser, siendo, sigues, solo, son, su, , tal, tan, te, tu, una, valle., vas, verdadera, vez, y

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

© 2004 - 2018   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio