Que te quieran mucho, a raudales, y que te lo demuestren todos los días del año.


Que te miren con amor cuando llevas el moño mal hecho del domingo y cuando llevas tu mejor vestido de fiesta.


Que se enamoren de tu pelo despeinado o de tu barba de tres días.


Que te cuiden con pequeños detalles y te hagan reír en grandes carcajadas.


Que te escriban un mensaje bonito un 14 de febrero y un 26 de marzo, que te llenen de besos todos los miércoles por la tarde y te abracen todos los sábados por la mañana, pero, sobre todo, que te hagan sentir prioridad todos los días de la semana y no te dejen irte a dormir con agonía ninguna noche del mes.


Que te sorprendan e inventen mil planes compartidos.
Que se invente el tiempo disponible para estar contigo, que le valgan cinco minutos en tu portal o toda una vida en tu dormitorio.


Que dibuje un proyecto por cada excusa que pusieron otros y nunca se canse de impulsar tus sueños.
Que quieras mucho, a raudales, y que lo demuestres todos los días del año.


Que te sientas orgullosa de las personas que te rodean y encuentres un hogar en los brazos de quienes te acompañan.


Que aprendas que el amor es humilde, sano, confortable y eufórico, y que no hay nada más inexplicable que sentir que te va a estallar de ilusión el pecho.


Hazme caso, que nunca te canses de querer, de querer a tus padres, a tus amigos, al trabajo de tus sueños, a tu fiel mascota, a tu pareja o a tu persona especial, sin etiquetas.


Que lo celebres hoy si te apetece, y mañana si te vuelve a apetecer, que soples confeti e hinches globos, que montes una fiesta de disfraces o inviertas un poco más de tiempo en ti, que nunca pierdas ni un ápice de amor por la vida.

Sal a celebrarlo, da igual si se trata de ir a comer nachos con queso con una amiga, o a una cena con velas con tu pareja.

Da igual si es al cine o a patinar, a comer bombones o a exprimir todas las series posibles delante del ordenador.
Que no tiene porqué ser París o Roma, que puede ser Madrid o la esquina derecha de tu cama.


Que lo único importante, óyeme bien, es que siempre te sientas querida, que nunca te canses de querer y que jamás dejes de quererte.

- La mirada de Julita.

Alexey Kondakov inside the metro

Classical Paintings Photo Manipulation Digital Art Alexey Kondakov

Alexey Kondakov pinturas clasicas digitales 6

🚃 #art #kiev #kyiv #2reality #mywork #digital #Ukrainian #artist #AlexeyKondakov #digitalCollages #photoshop #classicart #leighton #ukraine #nexus5 #nexus5

- Así que muchos de los casos, como lo tienen todos? By Alexey Kondakov

paintings-9

Visitas: 83

Etiquetas: Julitainventen, La, Quesientas, a, acompañan., año., brazos, cada, canse, compartidos, Más...de, del, demuestres, días, en, encuentres, excusa, hogar, impulsar, las, lo, los, mil, mirada, mucho, nunca, orgullosa, otros, personas, planes, por, proyecto, pusieron, que, quienes, quieras, raudales, rodean, se, sueños., te, todos, tus, un, y

Los comentarios están cerrados para este post

Comentario por Martina el diciembre 24, 2018 a las 9:23pm

Orilla,como siempre gracias por tu amistad...Bendiciones y buenas vibras Feliz Navidad y que todo lo bueno nos llegue a raudales.

Comentario por orilla el diciembre 24, 2018 a las 7:55pm

ole por Julieta!!!

Besitos

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio