* La esposa Sorda *< Error común: Suponemos mucho y preguntamos poco>

El cuento que hoy te cuento no es un cuento porque yo lo cuento.

Sólo es un cuento, si despierta en ti algún sentimiento.

no solo escuches a quien se dice difamadx

hay que enterarse bien de las dos versiones

no supongas y no todo lo que oigas es verdad

“LA ESPOSA SORDA”

Un tipo llama al médico de cabecera de la familia,
-Ricardo, soy yo Julián.
-Ah, ¿qué dices, Julián?
-Mira, te llamo preocupado por María
-Pero, ¿qué pasa?
-Se está quedando sorda
-¿Cómo que se está quedando sorda?
-Pues sí, oye necesito que la vengas a ver
-Bueno la sordera en general, no es una cosa repentina ni aguda, así que el lunes traérmela al consultorio y la reviso
-Pero ¿te parece bien esperar hasta el lunes?
-¿Cómo te diste cuenta de que no oye?
-Pues…porque la llamo y no contesta
-Mira, puede ser una tontería como un tapón en la oreja. A ver, hagamos una cosa: vamos a detectar el nivel de la sordera de María: ¿Dónde estás tú?
-En el dormitorio.
– Y ella ¿Dónde está?
-En la cocina.
-Bueno, llámala desde ahí.
-MARÍAAA…no, no escucha.
-Bueno, acércate a la puerta del dormitorio y grítale por el pasillo
-MARíAAA…No, no hay respuesta
-Espera, no te desesperes. Toma el teléfono inalámbrico y acércate por el pasillo llamándola para ver cuando te escucha.
-MAARIA, MARIIAAA, MARIIIAAA…No hay respuesta, doc. Estoy parado en la puerta de la cocina y la veo, esta de espaldas lavando los platos, pero no me escucha. MARIIIAAA…No hay respuesta.
-Acércate más.
El tipo entra en la cocina, se acerca a María, le pone una mano en el hombro y le grita en la oreja: ¡MARIIIAAAA!
La esposa furiosa se da la vuelta y le dice:
-¿Qué quieres?, ¡¿QUÉ QUIERES, QUÉ QUIEREEEES?!, Ya me llamaste como diez veces y diez veces te contesté ¿QUÉ QUIERES?…Tú cada día estás más sordo, no sé por qué no consultas al médico de una vez…

Reflexión:

Cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia. Cuántas veces nos pasa que alguna o muchas personas no nos escuchan, o escuchan sólo lo que quieren escuchar. Hablamos y simplemente nuestra frecuencia sonora no es receptada por el otro. Hablamos y nada….

Están sordos los otros? Cabe la posibilidad que seamos nosotros los sordos? Cabe la posibilidad que estemos en sintonías sonoras diferentes y esto provoque sorderas generalizadas en los otros y en mí?

Creo que todo tiene un poco de verdad. Todos somos como los esposos del cuento, hablamos y no nos escuchamos. Lamentablemente no tengo la solución para nuestras sorderas, pero quizás el pensar en esto nos ayuda a encontrar soluciones varias. Les propongo prestar atención a nuestros interlocutores, con la finalidad de entenderlos, no de responderles. Propongo hablar mirando a los ojos. Y una vez terminado el mensaje, preguntar a nuestro interlocutor si fuimos claros en nuestra forma de expresarnos y le hemos permitido al otro comprender.

Una cuchara iba por la calle y un cuchillo le grita “Hey cuchara” y la cuchara no responde. El cuchillo se queda pensando, parece que no escuchara.

(Jorge Bucay)

Visitas: 158

Etiquetas: Bucay, Jorge, creas, dicen, digas, dos, esposa, esposo, hay, la, Más...lo, mojigata, mèdico, no, otras, que, sorda, supongas, te, tramposa, versiones, y

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio