*LA VIDA ES UN AGUJERO...Filosofía del agujero**Qué pondrías en tú epitafio?**

La filosofía del agujero
Nos engendran por un agujero
Escuchamos,

vemos,

olemos,

comemos
y evacuamos por un agujero.
Y al final

nos meten en un agujero.
La vida es un agujero.

 

Epitafio para aquel que ha llegado

No vayas a mi tumba y llores

Pues no estoy ahí.

Yo no duermo

Soy un millar de vientos que soplan,

El brillo de un diamante en la nieve,

La luz del sol sobre el gano maduro,

La suave lluvia de verano,

En el silencio delicado del amanecer

 

Soy un ave rápida en vuelo.

No vayas a mi tumba y llores.

No estoy ahí,

Yo no morí.

Indio americano

       

 

Meditación de la Muerte V.
Consideraciones.


1. Considera la incertidumbre del día de tu muerte.

¡O alma mia! tú has de salir un día de este cuerpo.

¿Cuándo será? será en invierno ó en verano?

en la ciudad ó en la aldea?

de dia o de noche? será de repente ó prevenido?

será de enfermedad ó de accidente?

tendrás tiempo para confesarte ó no?

te asistirá tu confesor´y padre espiritual?

¡Ay de mí! que de todo esto no sabemos nada; solo es seguro que moriremos, y siempre mas presto de lo que pensamos.
2. Considera que entónces el mundo se acabará para ti,

que se volverá lo de arriba abajo delante de tus ojos.

Si, porque luego los placeres, las vanidades, los gustos mundanos,

las aficiones vanas, las honras y las riquezas se no representarán

como fantasmas y sombras vanas. ¡Ah miserable de mi!

¿Por qué juguetes y quimeras ofendí á mi Dios?

Tú verás que dejamos á Dios por nada. Al contrario, la devoción

y las buenas obras te parecerán entónces deseables y dulces.

¿Y por qué no he seguido este camino agradable y hermoso?

Los pecados que parecian pequeños te parecerán entónces

grandes como montañas, y pequeña tu devoción.


3. Considera las grandes y ansiosas despedidas que tu alma hará

de este mundo: se despedirá de las riquezas, de las vanidades,

de las compañías vanas, de los placeres, de los pasatiempos,

de los amigos y vecinos, de los padres é hijos, del marido,

de la mujer, y en fin de toda criatura, hasta de su mismo cuerpo,

que dejará amarillo, espantoso, deshecho, feo y hediondo.


4. Considera la prisa que habrá por echar fuera este cuerpo,

y esconderle en la tierra; y que hecho esto, el mundo no se

acordará mas de tí, ni habrá mas memoria que la poca que

tú tenias ántes de otros. Dios le tenga en paz, dirá alguno;

y en esto se encierra todo. ¡O muerte, qué poco eres considerada,

y qué mucho impetuosa.


5. Considera que al salir del cuerpo el alma toma su camino ó

á la derecha ó á la izquierda. ¡Ay! ¿dónde irá la tuya

¿qué camino tendrá? No otro por cierto que aquel que hubiere

merecido en este mundo.


Meditación V. De la muerte .


Afectos y resoluciones.


1. Ora á Dios, y arrójote entre sus brazos.

¡Ay! Señor, recibidme debajo de vuestra protección en aquel

día espantoso. Dadme aquella hora dichosa y favorable,

aunque todas las otras de mi vida me sean tristes y de afliccion.


2. Menosprecia al mundo. Pues no sé la hora en que te he de dejar,

ó mundo, no quiero estrecharme contigo.

¡O mis caros amigos! mis queridos parientes! permitidme

que no os tenga mas aficion que la de una santa amistad,

que pueda durar eternamente; porque ¿de qué servirá unirme

con vosotros de tal suerte que sea necesario romper las ataduras?


3. Quiero prepararme desde ahora, y poner el cuidado necesario

para hacer dichosamente este camino: quiero asegurar el

estado de mi conciencia cuando me fuere posible, y poner

remedio á tales y tales faltas.
Conclusión.
Da gracias á Dios por esta resolucion que te ha dado:

ofrécele á su Majestad: suplícale de nuevo te dé dichosa muerte

por los méritos de la muerte de su Hijo: implora la ayuda

de la Virgen y de los Santos.
Pater noster y Ave María.
Haz un ramillete de mirra.


Introducción a la Vida Devota escrita en francés por San Francisco de Sales traducida de órden del Em. y Exc. Señor Cardenal de Lorenzana, arzobispo de Toledo, por don Pedro de Silva, y aumentada con la Declaración del Cántico de los Cánticos y el Directorio de Religiosas, obras del mismo autor. París, Librería de Garnier Hermanos. México, 1855, pp. 24-25.

te quedarás conmigo?
hasta el final
....

AHORA QUE ESTOY VIVO
Prefiero que compartas conmigo unos minutos,

ahora que estoy vivo y no una noche entera,

cuando yo muera.
Prefiero que estreches suavemente mi mano ahora que estoy vivo,

y no que apoyes tu cuerpo sobre mi cadáver,

cuando yo muera.
Prefiero que me hagas una breve llamada

ahora que estoy vivo y no que emprendas un inesperado viaje,

cuando yo muera.
Prefiero que me regales una sola flor,

ahora que estoy vivo, y no que envíes un hermoso ramo,

cuando yo muera.
Prefiero que eleves por mi una corta oración,

ahora que estoy vivo, y no una eucaristía cantada y concelebrada,

cuando yo muera.
Prefiero que me digas unas palabras de aliento ahora que estoy vivo,

y no un desgarrador poema, cuando yo muera.
Prefiero que me escribas unas cortas palabras, ahora que estoy vivo,

y no un poético epitafio sobre mi tumba,

cuando yo muera.
Prefiero disfrutar de los más mínimos detalles tuyos,

ahora que estoy vivo, y no de grandes manifestaciones de pesar,

cuando yo muera.
¡La vida nos da la hermosa posibilidad de demostrar nuestros

afectos a los seres amados, no la desaprovechemos!


Desconozco su autor

Un Pedazo de Cielo…


Si muero antes que tú, hazme un favor:
Llora cuanto quieras, pero no te enojes
con Dios por haberme llevado.
Si no quieres llorar, no llores.
Si no logras llorar no te preocupes.
Si quieres reír, ríe.
Si algunos amigos te cuentan algo de mí,
óyelos y cree lo que digan.
Si me elogian demasiado, corrige la exageración.
Si me critican demasiado, defiéndeme.
Si quieren hacerme un santo,
sólo porque he muerto,
di que yo tenía algo de santo,
pero estaba lejos de ser el santo que pintan.
Si quieren hacerme un demonio,
muestra que yo tal vez tuve algo de demonio,
pero toda la vida procuré ser bueno y buen amigo.
Si intentan canonizarme di que yo nunca quise ser incensado en vida.
Si hablan más de mí que de Cristo, llámales la atención.
Si sientes tristeza y deseas rezar por mí,
puedes hacerlo, pues quizá necesite tu ORACIÓN.
Si quieres hablar conmigo, habla con Jesús y yo lo escucharé.
Espero estar con Él lo suficiente
para continuar siendo útil para ti donde esté.
Y si quieres escribir algo sobre mi,
di solo una frase:
¡Fue amigo, creyó en mi y me quiso para Dios!
¡Era una flecha que vivía apuntando en dirección a Dios!
Ahí, entonces, derrama una lágrima.
Yo no estaré presente para secarla,
pero no hace falta, pues otros amigos lo harán en mi lugar.
Y viéndome bien sustituido,
iré a atender a mi nueva tarea en el cielo.
Pero de vez en cuando, da una escapadita hacia Dios;
no me verás, pero yo estaré muy feliz viéndote a ti mirar hacia Él.
Y cuando llegue para ti la hora de ir a ver al Padre,
ahí donde nadie puede separarnos,
viviremos la amistad que aquí nos preparó para El.
¿Crees en estas cosas?
Entonces, reza para que los dos vivamos
como quien sabe que va a morir un día
y que muramos como quien supo vivir bien.
La amistad sólo tiene sentido
si hace el cielo más cercano
y si aquí inaugura su comienzo.
Pero, si yo muero antes que tú,
creo que no voy a extrañar el cielo…
Ser tu Amigo,
Ya era Un Pedazo de Cielo.

autor desconocido

 

Visitas: 2175

Etiquetas: Dios, agujero, alegria, cementerio, cielo, cremar, del, epitafio, felicidad, filosofia, Más...muerte, otra, personas, pondrias, que, rezar, tristeza, vida

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

Comentario por Lourdes el septiembre 10, 2019 a las 11:45pm

NO ME HE IDO.

Cerca, bien cerca.
Estoy... en algún lugar estoy.
No puedes tocarme asi como no se puede tocar el amor... pero si puedes sentirlo.
No. No estoy entre la tierra.
Estoy en la sonrisa de tu recuerdo.
Estoy en el silencio de tu suspiro.
Estoy en la carita de quien ha nacido.
¿Escuchas el eco que se produce cuando ríes?
Ese soy yo.
Estoy, creeme que estoy.
No tan lejos. No me busques tan lejos.
Estoy cerca, bien cerca, a tu lado.
Te sostengo cada vez que quieres caer.
Te acaricio cada vez que comienza a doler.
Yo sé que me sientes, yo te conozco, yo te veo. No es locura. Estoy aquí. Cerca, bien cerca.
No se puede separar lo que se ata en el corazón. No se puede matar un sentimiento. Solo muere quien es olvidado.
Te cuido, te protejo, te acompaño. No te he dejado... tan sólo me adelanté un poco en el paso...
Y volveremos a estar juntos.
Cuándo nos reencontraremos, sólo Dios lo sabe. Mientras tanto estaré aquí, a tu lado.
Cerca, bien cerca... hasta el último día de tu viaje...
 Ese seria mi epitafio...Saludos ....

Comentario por marina salobreña el mayo 9, 2016 a las 6:57pm

Las gracias te las doy yo a ti por tus hermosas palabras para conmigo y por desear compartir amistad que acepto con muchísimo gusto. Un gran abrazo

Comentario por Martina el mayo 9, 2016 a las 3:46pm

marina salobreña,me siento muy motiva por bellos detalles en tus comentarios,me anima a seguir compartiendo con todas-os los que nos leen,aun que no te conozco mucho en letras,te siento una shiquilla con mucho corazòn y buenos sentimientos,gracias guapa por tu tiempo a leerme.Bendiciones buenas vibras y se feliz como la perdiz.p.d.(me sentirìa afortunada de poder compartir con tu amistad).

Comentario por Martina el mayo 9, 2016 a las 3:41pm

Gracias Rosa,Julieta,como siempre por su tiempo a leer el blog,bendiciones y buen inicio de semana,buenas vibras...

Comentario por marina salobreña el mayo 9, 2016 a las 8:08am

Estupendo Martina. Me ha gustado mucho y da que pensar... abrazos guapa.

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio