He aprendido que el invierno no era la llegada del frío si no ver llorar a mi madre.

He llegado a la conclusión de que nunca acabaré de memorizar cada una de mis cicatrices, porque las sigo confundiendo con heridas, cuando me empeño en abrirlas.

He medido la distancia en abrazos que le debía a mi hermana.

Me he dado cuenta de que el amor no tenía nada que ver con lo que me habían contado, solo tenía que ver conmigo, y solo lo he sabido cuando en mitad del huracán he necesitado crear mapas con la piel de mi espalda.

Sigo leyendo a Benedetti cuando se me cansan las alas y sigo haciendo florecer a Neruda cada primavera.

He aprendido que no es a la tercera cuando te das por vencido, porque nunca has de rendirte.

Que voy a tropezar, a caer, y a hacerme tantísimas heridas que voy a querer tener un doctorado en huidas, pero acabaré tirando pa’lante.

Porque sin andar no hay camino, y sin camino no hay historia, ni victoria, sólo derrota.

Además, andando hacia atrás, uno siempre tiene más probabilidades de tropezar con la misma piedra.

También he aprendido que la magia del naufragio no está en llegar a ser superviviente, sino en aprender a bailar con el vaivén del mar, en mitad de la tormenta, agarrar el timón, aguantar el tirón, enamorarte de la corriente, ser paciente que las nubes se irán.

Que ya lo decían los Beatles:

“el sol en algún momento va a llegar” y mientras, mientras tendríamos que bailar, bailar escuchando a Extremoduro, otorgándole a la noche un derroche de desgaste de caderas.

¿De veras creíais que iba a rendirme?

Los que estuvisteis apuntándome con el dedo, deberíais saber que sigo siendo yo la que me pongo la pistola en la sien y la que decido si apretar o no el gatillo, que no hay más balas para mí que las que yo misma fabrico y no tengo más heridas que las que yo me hice por voluntad propia.

Lo bueno de tener el corazón hecho pedazos es eso, que las balas de los demás tal como entran, salen.

En fin, que no necesito la saliva de nadie para curarme, eso tuve que aprender a hacerlo yo solita; que por mi suerte o para vuestra desgracia, todavía no voy a ser el blanco fácil de nadie.

No busco la aprobación de algún que otro imbécil que me dirá que esto no es poesía, porque es verdad, no lo es, esto es vida, la mía, así que ya decidiré yo como escribirla.

En fin, que sigo queriendo a morirme a todos los que me agarran cuando me fallan las fuerzas, que sigo teniendo en cuenta que aunque llegue el día que la sonrisa se me tuerza, van a estar ellos colocándome el mundo.

Y por eso, lo último pero más importante que he aprendido es que no soy aunque a veces no esté, sino que estoy aunque a veces no sea.

-Loreto Sesma-

http://s002.radikal.ru/i199/1201/a5/f6bfb6e3d61c.jpg

http://s018.radikal.ru/i506/1201/bc/059afb7635b2.jpg

https://img-fotki.yandex.ru/get/5207/sitella2009.f/0_59aec_740ab278_XL

https://img-fotki.yandex.ru/get/6000/sitella2009.f/0_59aeb_d49ad20a_XL

http://s018.radikal.ru/i521/1201/25/2c6c0f7cfee2.jpg

https://img-fotki.yandex.ru/get/5700/sitella2009.f/0_59aee_5052c8b0_XL

http://s018.radikal.ru/i527/1201/a3/09584eeb948c.jpg

Visitas: 118

Etiquetas: a, aprendido, aunque, del, el, era, estoy, frío, he, importante, Más...invierno, la, llegada, llorarúltimo, loreto, madre., mi, más, no, pero, que, sea.He, sesma, si, soy, veces, ver

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

Comentario por Martina el abril 20, 2019 a las 9:41pm

Es verdad Mònica,mejor dejarnos llevar por el ritmo de la mar pero sin soltar el timòn,entrara algunas veces agua en el barco,pero siempre tendremos fuerzas para sacar esa agua antes que nos inunde,cuàntas veces (muchas,muchas,muuuchasss)me he encontrado con tormentas y tsunamis,he llegado a naufragar perdiendo casi mi vida y junto con ella mi fe,a punto de hundirme escucho mis palabras y desde lejos muy lejos vì la luz del faro que me guio a tierra firme . Èl es el que guìa mis pasos desde entonces.Aquì me tienes contàndotelo,gracias por darme el empujoncito para tirar de estas palabras que tenìa ahì en lo recòndito de mi corazòn,Bendiciones mil y buenas vibras shiquilla y a ser feliz como la lombriz.

Comentario por orilla el abril 20, 2019 a las 8:15pm

Gracias miles Martina, por ser como eres y compartirlo con nosotros...

Comentario por Martina el abril 20, 2019 a las 4:53pm

Saludos Karla Fenandez y gracias por leer el post,bendiciones mil y buenas vibras shiquilla.Buen fin de semana

Comentario por Martina el abril 20, 2019 a las 4:52pm

Gracias mi querida Orilla,hermosas palabras que de alguna manera siento que fueron hechas para mi,y de muchas tantas Almas que llevamos arrastrando heridas y que sentadas con la soledad nos gusta apretar la herida para evocar esos dìas y esos tiempos que aunque nos duelen,son recuerdos y despuès de volver a tocar tierra te da risa porque al final ya pasò y se "supero"se guardan por unos momentos en la cajita y serà otro dìa no muy lejano alcanzar a perdonarnos y dejarlos ir para que descansen en paz,dicho esto seguro y que el Alma nos lo agradecerà.Sigamos siendo todo lo feliz que se pueda,bendiciones y buenas vibras guapa.

Comentario por Martina el abril 20, 2019 a las 4:50pm

Gracias a ti mi guapa shiquilla Victoria,espero de todo corazòn te encuentres bien,un abrazo con cariño bendiciones mil y buenas vibras.

Comentario por orilla el abril 20, 2019 a las 2:27pm

Un abrazo amiga

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio