Cuando  murió  Narciso  las  flores  de  los  campos  quedarón  desoladas

y  solicitarón  al  río  gotas  de  agua  para  llorarlo.

 

-¡Oh! -Les  respondió  el  río-  aún  cuando  todas  mis  gotas  de agua

se  convirtieran  en  lágrimas,  no  tendría  suficientes  para  llorar  yo

mismo  a  Narciso:  yo  lo  amaba.

 

-¡Oh! Prosiguieron  las  flores  de  los  campos- ¿Cómo  no  ibas a  amar  a

Narciso?  Era  Hermoso.

 

-¿Era Hermoso?  - Preguntó  el río.

 

-¿Y  quién  mejor  que tú  para  saberlo?  -Dijeron  las  flores-.Todos  los  días

se  inclinaba  sobre  tu  ribazo,  contemplaba  en  tus  aguas  su  BELLEZA...

 

-SI  YO   LO  AMABA-respondió  el río-  es  porque,  cuando  se  inclinaba   sobre

mí,  veía  yo   en  SUS  OJOS   EL REFLEJO  DE  MIS  AGUAS.

 

 

OSCAR  WILDE

 

 

 

Visitas: 92

Etiquetas: El, Reflejo.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio