Efectos de la crisis climática. Comienzo de la extinción.

EFECTOS DE LA CRISIS CLIMÁTICA
El bucle climático que arrasa los bosques de Alaska, Siberia y Canadá
La Organización Meteorológica Mundial explica que los incendios provocan la emisión a la atmósfera de grandes cantidades de gases de efecto invernadero, realimentando el cambio climático

JOAQUIM ELCACHO

Regiones árticas como Alaska, Siberia y el norte de Canadá viven este año uno de los veranos más calurosos y secos de la historia reciente. Las altas temperaturas de las últimas semanas están alimentando los incendios forestales en algunas de estas zonas nórdicas y la combustión de masa forestal provoca la emisión a la atmósfera de grandes cantidades de dióxido de carbono, uno de los gases que incrementa el efecto invernadero y, por tanto, alimenta la crisis climática.

El último informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM, publicado el 12 de julio) sobre los incendios de este verano en las regiones árticas no deja demasiado espacio para el optimismo. Después de recordar que el hemisferio Norte registra en lo que llevamos de verano “unas condiciones atípicamente calurosas y secas que se han dado en algunos lugares del hemisferio norte han desencadenado importantes incendios desde la zona del Mediterráneo hasta la región ártica, la cual se ha visto especialmente afectada”, la OMM generaliza la situación explicando que “el cambio climático, caracterizado por un aumento de las temperaturas y cambios en los patrones de precipitación, está agravando el riesgo de incendios forestales y prolongando la temporada en la que estos se producen”.

En un esfuerzo para hacer entender a la población mundial la importancia de la prevención de los incendios forestales, el Programa de Vigilancia de la Atmósfera Global de la OMM ha difundido un breve vídeo de animación que destaca los peligros que conlleva este tipo de fenómenos. En esta animación se muestran también los avances en las tecnologías de satélites que permiten determinar y vigilar el riesgo de incendio. “La mejora de los sistemas de pronóstico es vital para poder emitir predicciones y avisos de riesgo de incendio y de los peligros vinculados a la contaminación del aire”, explica la OMM.

La OMM destaca que, “además de que la combustión supone una amenaza directa, los incendios forestales emiten a la atmósfera contaminantes nocivos, como partículas en suspensión y gases tóxicos, incluidos el monóxido de carbono, los óxidos de nitrógeno y los compuestos orgánicos distintos del metano”. “Las partículas y los gases emitidos por la combustión de biomasa pueden ser transportados a grandes distancias y mermar la calidad del aire de regiones lejanas”, indica esta organización especializada de la ONU.

Las olas de calor propician los incendios

Desde principios de junio, el Servicio de Vigilancia de la Atmósfera del programa Copernicus (CAMS) ha registrado más de 100 incendios forestales de gran intensidad y de larga duración en el círculo polar ártico. Sólo en el mes de junio, estos incendios emitieron 50 megatoneladas de dióxido de carbono en la atmósfera, lo que equivale a las emisiones anuales totales de Suecia. Además, esta cifra es superior a la suma de las emisiones desprendidas por incendios árticos en los meses de junio del período 2010-2018.

- Ha empezado el periodo de extinción.

¿ Qué hacer entre mi bipolaridad y la del planeta ?
La mía no es un problema sino mío, la tierra muere y moriremos todos porque la humanidad tuvo la oportunidad de tomar conciencia pero no lo hizo a tiempo y hace años esto se empezó a extinguir.

Es mi opinión personal con seudónimo, sin el y siendo un troll.

Visitas: 33

Los comentarios están cerrados para este post

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio