Domingo...


Amaneció en sus brazos, al ver la luz de la mañana entrar por la ventana, se dio cuenta que era ese día que la sacaba de quicio, odiaba el Domingo y no sabía el porque, así que se levantó, fue al baño, hizo todo lo biológico y luego lavo sus dientes, al salir de allí, lo miro de soslayo y se sintió plena...

Allí estaba el...que bello espectáculo de la naturaleza, tenía la piel blanca y suave, sus ojos bellos enmarcados en unas cejas espesas que le encantaban, paso por la nariz y se erizó pues era lo que más le atraía de el, era un rasgo tan masculino en el, que la apasionaba desde el primer día que lo vio..la boca ...mmm que delicia de boca que además la noche anterior esa miel que emanaba de ella la apasionó tanto que se la bebió toda poco a poco..bajo su mirada y su cuerpo era muy bello, no era musculoso pero tampoco delgado, tal y como le gustaban, más el porque ese pecho tenía por dentro ese gran corazón que la amaba y que sentía tantas emociones por ella..

Tenía las caderas destapadas..oh! dios...que belleza ese espectáculo masculino de potencia y virilidad ante si, se quedo mirando un rato y se acaricio pues de recordar que esa noche el había estado dentro de ella se sintió muy excitada...luego de acariciar sus senos ya erectos los pezones bajo a su sexo ya deseoso, fue algo delicioso al punto que su gemido lo despertó..
El se sorprendió cuando la vio frente a el así en esa bella imagen y se acomodó bien para disfrutarla toda con sus gestos, sus sonidos y sus deseos pues el era objeto y dueño a la vez de esa pasión que la embargaba...
Ella no lo vio hasta que el se lo dijo con un beso que le lanzó al aire, allí reacciono y se apeno un poco pero el le dio ánimo y le pidió más, le obedeció sumisa y se toco a su gusto hasta que término con un gemido profundo por su éxtasis, se mordió la boca y luego lo miro de frente...con su mirada un poco lasciva y somnolienta por el gusto recién cumplido respiraba muy agitada el la invito dejando al aire su sexo expuesto para su mirada...ella subió sus cejas como quien ve un rico manjar, para ella lo era en ese instante y luego de extender su mano hacia ella se fue lento hacia su suave cama ...

La tomo de la mano, la atrajo hacia el y la recostó en su cuerpo, sus sexos quedaron unidos nuevamente, le dio un largo y apasionado beso...luego fueron nuevamente uno sólo y se veía por la ventana la niebla que oscurecía el lugar en eso un trueno muy fuerte se vislumbró y se alcanzo a ver la silueta de una pareja que se daba todo....todo ...hasta su corazón...

Ese domingo paso rápido y sin más pena que la de llegar la noche y dormir aunque ese día fue diferente pues el se quedo con ella, se durmieron después de la dura batalla, abrazados con sólo una sábana encima y su sudor compartido, la casa a oscuras y un aroma a sándalo que los ayudaba a conciliar mejor sus sueños que por supuesto son de los dos robándole minutos al tiempo y a sus ocupaciones diarias en ese fin de semana con todo el empeño por ser felices en un mundo tan grande y lleno de soledad...

Mañana ....ya llegara mañana y una nueva aventura por vivir por parte de esa pareja que la misma soledad unió y se encargó de sus almas, mentes y cuerpos..

Anna. Mayo 24. 2015.

Visitas: 95

Los comentarios están cerrados para este post

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio