Diciembre 3. Día de nuestra capacidad,

Era una niña cuando me enfrente a la situación difícil de ser una más en las estadísticas de las personas en situación de Discapacidad, no era en mi país una situación muy conocida, las personas que usaban sillas de ruedas, amputadas, sordas, con poca o ninguna visión y cualquiera que fuera su situación en desventaja ante los demás eran " escondidos" " ocultos" porque no se veían, oían o hablaban de forma " normal " o igual a las demás, por ser tomadas como un " pecado" ante la sociedad de la época.
Desde el primer día que me vi en esa situación, tuve la intención de salir a la calle y ver el mundo desde mi nueva posición como es la de estar sentada en una de esas sillas rústicas, pesadas, que no podías mover por ti misma pues pesaba mucho además porque en tu convalecencia de tu lesión estabas débil y muy afectada el cuerpo por la pena además de no volver a verte de pie ante el mundo.
Ese día la gente que pasaba frente a mi casa y me veía se sorprendía, unos porque estaba tan pálida y ojerosa por las pérdidas de mi cuerpo, otras porque no se imaginaban que fuera la basketbolista quien estuviera en esa situación, más los que al conocerme desde antes se asustaban y pensaban que era tal vez un " monstruo " que había salido de quien sabe que hoyo profundo del dolor, la rabia y el olvido.
La lucha fue muy larga, dura no sólo por esa nueva forma de vida, porque tocaba enfrentarse a la nueva realidad, algo compleja, una nueva persona había salido de esta caparazón que creo el destino, pero la dura realidad era eso, muy dura y lo que más me afecto al comienzo fue verme diferente ante los demás y la única que se dejaba ver hasta ese momento, lo más doloroso al comienzo fueron las miradas de la gente que me hacían sentir rara, como ese fenómeno que ellos creían que había en mi y lo que acabo de volver todo una pesadilla fue cuando se hablaban en secreto, susurrando la tan popular palabra que desde ese día se volvió mi eyección al mundo y a ellos como era cuando pasaba y repetían el lastimero y doloroso..." Pobrecita" ...
Días de llanto provocaron en mi estos personajes que me lo dijeron, me lo repitieron tanto que me canso y un día dije con valor y ánimo ! No más ! Y hasta ahí fui la llorona y quejumbrosa niña que ellos querían que fuera, me revestí de fortaleza con mi cara en alto y salí a la calle ...la silla era lo de menos, lo de más era ser yo misma ante el mundo que me quería hundir en ese pozo del olvido frío y oscuro...

Desde ese día, con todo lo que he pasado a través de mi vida se que esto no fue un castigo como dijeron unas, una maldición como dijeron otros, no fue lo peor de mi vida sino todo lo contrario pues aunque suene difícil de entender para los que no saben como es esto, es la más bella bendición que Dios me dio, penas, dolores, sufrimiento, decepciones, tristeza, en fin...eso que es malo para los demás para mi no lo es, pues se que esto es el camino que me ha dado mi Padre para seguir adelante de Su mano, si no fuera por esto no habría recibido tantas y tantas bendiciones en mi vida como hay.
Mi Madre que es mi apoyo total , de la que he aprendido a ser fuerte y valiente, que se llora y mucho pero que también se ríe y con ganas..
Mi Padre que me enseño a ser orgullosa de mi misma, sin ser engreída pero si a saber que soy y puedo ser mejor de lo que yo misma creo, que no debo demostrar nada porque soy lo que soy y no lo que los demás quieren o pretenden que sea sólo por ser diferente en ciertos sentidos.
Mis hermanos que aún sido mis más queridos compañeros en esta lucha, que me han dado su amor, compañía y su amistad para ser una mujer libre de mente sin ideas locas de egos y que gracias a su buen corazón aún cuento con uno, pues el más amado por ser mi igual se fue al reino del Padre pero se que desde allá me cuida y me protege porque además nos unía un gran amor.
Mi familia cercana y lejana que de alguna u otra manera me ha acompañado en este largo trajín de lo que es mi vida.
Las personas que me han humillado, olvidado, acosado, ofendido y hasta mal tratado con insultos porque si no fuera por su forma de ser no habría aprendido a ser fuerte, a defenderme a mi misma con uñas y dientes y a reconocer a las buenas personas con tan sólo mirarlas a los ojos.
A todos los que aún me soportan por mi carácter, mi personalidad y mi ánimo pues aunque este pasando por uno de los peores momentos de mi vida allí están como mi verdadera familia que no abandona el barco cuando se hunde.
Porque no soy la de los catorce, la de los veinte cuando el colegio la graduó, ni la mayor cuando la universidad la título, ninguna de esas incluso la enojona, la alegre, la loca o la que aún llora a veces..porque soy la más agradecida de todas las mujeres por ser así, porque eso...lo malo, lo bueno, lo mío y lo ajeno me hicieron esta que soy hoy y porque la más grande bendición que he recibido además de todas ha sido el conocer el verdadero amor que siempre soñé, el conocer la verdad que si me paso todo esto es porque Dios me ama incluso más que los demás, pero sin egoísmos sino porque El sabe desde siempre que los más fuertes somos los que podemos con lo malo sin dañar el alma, que los más queridos hijos suyos somos los más valientes y que a pesar de los dolores en todos los aspectos he salido adelante con El como fortaleza, como motor interior y como mi más amado fundamento para vivir.

No somos los pecados del mundo, ni cargamos los de los demás, somos una fuerza que palpita oculta pero latente y no debemos desfallecer ante nada y nadie que nos diga que no podemos, somos más fuertes que eso y sólo nosotros además de los que nos aman, sabemos de que estamos hechos y no es simple barro...es más que eso.

Un saludo a mis amigos, compañeros de la lucha contra la discriminación, contra el olvido, contra la indiferencia y sigamos adelante contra viento y marea porque aún estamos vivos y mientras haya vida hay esperanza !!.

Un gracias al administrador de la red porque nos dio la oportunidad de estar en Anundis y crear una familia entre todos, personas con y sin discapacidad para conocernos, ayudarnos, ser más útiles a la sociedad, aprender a ser nosotros mismos y por poder desarrollar nuestras capacidades hasta donde las poseemos incluso más si se puede o no...y de conocer personas que nos dan su amistad sincera, su compañía, impulso, ánimo, fortaleza y amor para ser personas útiles y hábiles en esta sociedad.

No es un día de celebración como tal sino un día en que debemos ser uno contra el mundo para dejar ver la luz que tenemos dentro...

Anna. Diciembre 3. 2015.

Visitas: 91

Los comentarios están cerrados para este post

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio