"Desechad tristezas y melancolías. La vida es amable, tiene pocos días y tan sólo ahora la hemos de gozar"

— Federico García Lorca

Es importante aprender a aprovechar cada momento, con optimismo. Sin dejar espacio a los sentimientos negativos que nos inmovilizan y nos conducen a la desgana y a la melancolía.

Eleva tus ojos al cielo y, en muda contemplación, fija tu dulce mirada en cada estrella fulgurante… Deja que vuele tu mente y que tu alma se aposente en los linderos de las nubes.

Quizás escuches el cantar de los pajaritos… quizás escuches las olas del mar. Y, quizás, tu melancolía, tu tristeza y tu dolor se pierdan en el olvido… y te sientas como el ave que retorna a su nido. ¡La maravilla del amor!… la maravilla de saber que existe Dios, quien mitiga tus dolores, quien te guía hacia nuevos albores

¡Llénate de vida! Siente los colores que en mágicos fulgores se deslizan por tu piel… 

Tú, mujer fiel, segura, fuerte, apasionada. 

Mujer, que de tu vientre alimentas a la vida… por eso eres tan querida, respetada y valorada.

¡Anímate, mujer! 

Que no te abata la tristeza, que no te envuelva la melancolía.

Que naciste perfecta, hecha una reina.

Levanta la mirada y enséñale al mundo tu fuerza y entereza, y que la seguridad te envuelva y renazca en ti la cordura, el afán y el amor. 
 Eres el ser más perfecto. 

Abre tus alas y vuela…  nada te puede detener.

Seca esas lágrimas y llénate de valor. No te olvides: eres una maravillosa mujer.

Que no te intimide la melancolía.

Vive tu presente como si fuera el último día…

Sal a la ventana y contempla el vasto universo, el titilar de las estrellas que te dicen que todo está bien.

Llénate de aire, seduce a la noche, envuélvete del más suave perfume y siéntete sensual, bella, seductora de la vida…

Que tu autoestima se eleve a las nubes.

No permitas que NADIE te arrebate ese sentimiento de paz, de amor, de felicidad.

Sé atrevida y loca en tus pensamientos… quizás al principio te sientas aturdida, pero recuerda que por algo se empieza en este cambio que tienes que darle a tu vida.

Siente cómo se va tornando tu melancolía en alegría, tu inseguridad en seguridad.

Camina despacio, ¡pero con ritmo!

Conviértete en esa mujer plena que todos admiran cuando camina por las calles. Tu belleza interior te saldrá por los poros de la piel.

Tu belleza se notará en la suavidad de tu mirada y en tu fuerza al caminar

Sobre todo, que no decaiga tu ánimo en las noches… ni en tus amaneceres.

Que cuando despiertes a un nuevo día, sepas dar gracias a Dios por poder realizar tus metas.

Hazlo poco a poco (no quieras comerte al mundo de un solo bocado). Sólo paladea suavemente y poco a poco ese cambio en ti será completo. Entonces, cuando camines por la acera, dirán:

«¡AHÍ VA UNA REINA!»

© Autor: Shoshan

Visitas: 110

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio