De lo que nunca me contaron.

No me contaron que:

Muchas situaciones

y vivencias que tendrás que atravesar

lo harás sola.

Sola.

Aunque pasen los años aún habrá personas de las que te acuerdes y llorarás.

El amor y las relaciones de pareja podrán ser fuente de mucho placer o de mucho displacer, podrán ayudar a sanar heridas o agudizarlas aún más.

Vivir sola significará poder evitar muy poco la mirada interna y lo que aparece a borbotones cuando un domingo por la noche no se tiene a quién culpar, a quien censurar sus defectos o a quien abrazar.

Cuando tus padres ya no viven, dará igual la edad que tengas o tu situación vital o profesional, la orfandad más física aparecerá haciéndose cuerpo y sumiéndote en un estado de pollo descabezado buscando cobijo.

Todos aquellos hombres y mujeres maduros que hace años mirabas con cierto desdén juvenil comprando la entrada del próximo concierto y te parecían lejanísimos, hoy eres tú.

El sexo se habrá convertido en algo menos ansioso, el muestrario de cuerpos en el mercado de la carne no te interesará tanto como un nuevo libro, pero a la vez, sentirás una punzada en el estómago cuando ese muchacho joven y atractivo que te solivianta la piel, no te mire ni en diez reuniones conjuntas.

Gran parte de lo vivido parecerá que fue ayer, como si un agujero negro se entretuviese con nuestros años y nos alterara la percepción.

Y sobre todo, por encima de todo, lo que nunca me contaron es la celeridad de este viaje, la conmoción de saber que el tiempo se nos escurre.

Y lo que menos me desvelaron aún es que en este momento no estaría una abuela, una madre o una hija para expresarles alrededor de una mesa llena de roscos y café, con la cara plena de desconcierto y velocidad:

- Qué rápido todo, joder qué rápido pasa todo.


Siento que se me va.

Y que ellas, con su acento andaluz dicharachero, pudieran tranquilizarme.

- Anda ya, mujhé.

Cómete otro rosco y no pienses tanto.

María Sabroso.

Clark & Pougnaud Photography – Fubiz Media

Lost in Meditation © Clark et Pougnaud

Œil de la photographie » Clark et Pougnaud : Le Secret

Clark et Pougnaud

La paciencia es la fortaleza del débil y la impaciencia la debilidad del fuerte Buenas noches Dulces sueños

The Flimwell Papers — This is a lovely pastiche of an Edward Hopper...

Maria Luísa Ramos on Twitter: "Clark Pougnaud #photografy #art… "

Visitas: 39

Etiquetas: María, Sabroso.lo, anda, contaron.cómete, me, mujhé, no, nunca, otro, pienses, Más...que, rosco, tanto, y, ya

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio