Creo en tí,alma mía.

Pero el otro que soy,no debe humillarse antre tí,ni tú debes humillarte ante él.

 

Deja las palabras,

la música y el ritmo;apaga tus discursos;

Túmbate conmigo en la hierba.

 

Sólo el arrullo quiero,

el susurro

y la las sugestiones de la voz.

 

¿Te acuerdas de aquella mañana transparente de verano?

Estabas con la cabeza reclinada,y dulcemente

te volviste hacia mí.

..................................................................................

 

Conocí entonces la paz y la sabiduria que están más allá

de las disputas de la tierra.

Y ahora sé que la mano de Dios

es la promesa de mi mano.

........................................................................................

 

 

                                                                        Walt Whitman.

Visitas: 86

Etiquetas: romantico.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio