*Altares de muertos y leyendas de mi pueblo*Día de Muertos

 


"Yo nunca he visto enterrar a un muerto

quizás los muertos no se sepultan, se guardan en la memoria"

Un esqueleto, vestido con elegantes y coloridas ropas de inicio de siglo, una señora de alta sociedad, ataviada como para dar un paseo por la antigua Alameda Central de la Ciudad de México, antes de la revolución...LA CATRINA



Culto a los muertos El primero de noviembre se recuerda a los muertos chiquitos “Angelitos” y el dos de noviembre a los muertos adultos. Los preparativos comienzan días antes de los festejos. El panteón municipal se limpia de toda hierba que ha crecido durante la temporada de lluvias: las familias limpian y ponen flores en las tumbas de sus difuntos e instalan la ofrenda en sus casas. La costumbre de la ofrenda o “altar” como también se le llama, la realizan principalmente las gentes de los barrios y las comunidades. se ha venido reencontrando con una valiosa tradición.

OFRENDAS QUE SON IMPORTANTES EN UN ALTAR DE MUERTOS


1 de Noviembre vienen de visita los niños



2 de Noviembre vienen de visita los adultos.



Aun cuando ho hay una tumba de la persona muerta o por que

no se pueda visitar o simple hecho de que la familia este lejos, se elaboran Ofrendas dentro de las casa

LAS OFRENDAS



Platillos tradicionales



Tamales, mole, arroz, calabaza en tacha



se pone la comida que al difunto le gustaba


El pan es un elemento que no puede faltar en los altares con que los yucatecos reciben a sus seres queridos ya fallecidos en estos días dedicados a los difuntos.


Una masa de Harina, levadura, mantquilla, azucar, huevo y leche, se le puede colocar vainilla o naranja o anis. Se le puede colocar azucar o ajonoli.



No es un pan de consumo diario



- Vaso de Agua, nuestros ancestros la consideraban el elemento de la vida.

La ofrecían para mitigar la sed, pues creían que los muertos llegaban sedientos de su largo viaje

mezcal, tequila, pulque o atole (depende de lo que le gustaba al defunto)


Multiples significados



Pureza de las almas (regeneracion de la vida, muerte y lapromesa de la fertilidad de la vida y siembra)



El uso del difunto para que refresque sus labios y se quite su sed despues del viaje del otro mundo.



En algunos altares se puede colocar un balde de agua, jabon, toalla y un espejo para su aseo.



- Cigarros (depende si fumaba o no)



- Juguetes (para el alma de los niños)



- Velas.- Sirven como guia a este mundo.

que con sus llamas representan la ascensión del espíritu.

También significan luz, guía del camino.


Colores de Velas



Morado - Simbolo de duelo



Blancas- Simbolo de pureza



Se colocan a modo de un sendero para llegar a la ofrenda



Siempre en pares.

INCIENSO:
es el aroma para rendir culto a los dioses y a los ya fallecidos,

aleja los malos espíritus. De igual forma simbolíza la mortaja

con que antes se enterraban a los muertos.


- Flores


Cempasúchil o Cempaxóchitl



Significa Veinte Flores.



Color Amarillo-anaranjado



Aroma fuerte



Otros nombres



Flore de Muertos



Flor de todosantos



Musajoyó



Musá


- Dulces


- Sal... se ofrece como elemento de purificación para que el cuerpo no se corrompa



La sal es para que el alma del difunto pueda encontrar su camino y visite a la persona que le hizo la ofrenda.



- Papel picado.-



Reprensentacion de alegria y del dios del viento.



Todo se coloca junto a los retratos de lso Difuntos.



A veces se le coloca un espejo delante de ellos para que puedan verse simbolizando a los dos mundos.



A la muerte la llamamos "calaca", "huesuda", "dentona", la "flaca", la "parca". Al hecho de morir de damos definiciones como "petatearse", "estirar la pata", "pelarse" morirse.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leyendas Los Duendecillos

Hay diferentes historias sobre duendecillos traviesos y juguetones que gustan de divertirse haciendo desatinar a la gente. Éstos pueden aparecerse casi en cualquier lugar y casi siempre andan en grupo, y sus acciones inician al entrar la noche. Una narración que versa sobre este asunto es la siguiente: “Dicen que había un hombre que aún siendo casado era muy enamorado. Así que entre otras tenía una querida en Los Tepetates, Barrio de San Juan. Una noche lluviosa decidió visitarla, tomando el camino de los Pirules (hoy paseo de los Pirules) y cuando ya casi salía de esta calle, se le aparecieron unos hombrecitos que le impedían el paso. El hombre infiel se molestó mucho y tratando de abrirse paso los insultaba con vituperios que sólo encendían el ánimo de los duendecillos; quienes decidieron darle una ejemplar lección. Se treparon en grupo sobre él y comenzaron a golpearlo, lo tiraron al suelo fangoso y arremetieron con más fuerza contra el infortunado hombre, de tal suerte que lo dejaron como espantajo; todo moreteado, con la ropa desgarrada y enlodado hasta los cabellos. Después de haber recibido tal felpa, éste Don Juan no volvió por esos lugares”.

 

 

 

 

La Llorona

De entre las leyendas y relatos más comunes resalta la de la Llorona que se aparece en el río a los trasnochadores. Dicen que en ese lugar se ve a una mujer muy atractiva, lavando ropa pero en cuanto alguien se acerca a ella, ven su rostro horrible, semejante al de un animal deforme; y que al ser vista deja escapar tales alaridos que le pone de punta los cabellos al más valiente. Cuentan que la Llorona fue una mujer que ahogó a sus hijos y por tal motivo fue condenada a penar por el mundo en una búsqueda infructuosa de sus vástagos. Por eso se le ve sobre todo en los lugares donde hay agua. Su triste llorar va acompañado de la frase ¡Aaay mis hijos!

Otra es la llorona de la ciudad de méxico

Es quizás una de las leyendas que mas rápido llegó al resto del mundo. La leyenda de la Llorona nace donde se fundó la ciudad de México, lo que hoy conocemos todos como DF, o Distrito Federal.

Se dice que existió una mujer indígena que tenía un romance con un caballero español. Fruto de esta pasión, nacieron tres niños, que la madre atendía siempre en forma devota. Cuando la joven comienza a pedir que la relación sea formalizada, el caballero la esquivaba, quizás por temor al que dirán. Dicho y hecho, un tiempo después, el hombre dejó a la joven y se casó con una dama española de alta sociedad. Cuando la mujer se enteró, dolida y totalmente desesperada, asesinó a sus tres hijos ahogándolos en un río. Luego se suicida por que claro, no soporta la culpa.

Desde ese día, se escucha el lamento lleno de dolor de la joven en el río donde esto ocurrió. Luego de que México fuera establecido, comenzó un toque de queda a las once de la noche y nadie podía salir. Es desde entonces que dicen escuchar un lamento cerca de la plaza mayor, y que al ver por las ventanas para ver quien llamaba a sus hijos de forma desesperada, veían una mujer vestida enteramente de blanco, delgada y que se esfumaba en el lago de Texcoco.

 

 

Otra de las version dice que la Llorona es el alma de La malinche penando por traicionar a los mexicanos durante la conquista de México,La Malinche ayudo a los españoles a la conquista de Tenochtitlan

 

 

. Otra versión relata la tragedia de una mujer ostentosa y codiciosa que al enviudar perdió su riqueza y por no soportar la miseria ahogó a sus hijos y se murió, pero regresó del más allá para penar por sus crímenes.

. Otra versión relata que era una joven enamorada que había muerto un día antes de casarse y traía al novio la corona de rosas que nunca llegó a ceñirse.

. Otra versión relata que era una esposa muerta en ausencia del marido a quien venía a darle el beso de despedida.

. Otra versión narra que esa mujer fue asesinada injustamente por su marido y aparecía para lamentar su propia muerte y confesar su inocencia.

. Otra versión es sobre una mujer que tenía hijos y que en un baile conoció a un hombre y se enamoró de él, pero un dia le dijo que se iba de viaje y ella le preguntó cómo podía hacer para que él se quedara y le contesto que matara a sus hijos, ella se quedó pensando hasta que se decidió a asesinarlos, pero despúes lo vio en un baile con otra y por el remordimiento se puso a llorar gritando ¡ay! ¡mis hijos!.

Los matices que se le dan y las variantes a la leyenda varían de región a región, se cuenta que ha aparecido en la ciudad de México, en Xochimilco, incluso algunos descendientes de inmigrantes que viven en Estados Unidos y Canadá, aseguran haber visto a la Llorona en la ribera de los ríos, de hecho siempre se le asocia con corrientes o cuerpos de agua.

Dicha leyenda ha transpasado fronteras, generando muchas obras para la literatura, cinematografía y teatro por mencionar algunos.

Una de las leyendas del México antiguo y el actual

canción la llorona

Salías de un templo un dia, llorona
cuando al pasar yo te vi
salías de un templo un dia, llorona
cuando al pasar yo te vi.

Hermoso wipi llevabas, llorona
que la Virgen te creí
hermoso wipi llevabas, llorona
que la Virgen te creí.

¡Ay de mi llorona!, llorona, llorona
de un campo lirios
¡ay de mi llorona!, llorona
de un campo lirios.

El que no sabe de amores, llorona
no sabe lo que es martirio
el que no sabe de amores, llorona
no sabe lo que es martirio.

No sé lo que tienen las flores, llorona
las flores de un camposanto
no sé lo que tienen las flores, llorona
las flores de un camposanto.

Que cuando las mueve el viento, llorona
parece que estan llorando
que cuando las mueve el viento, llorona
parece que estan llorando

¡Ay de mi llorona!, llorona,
llévame al río
¡ay de mi llorona!, llorona, llorona
llévame al río

Tápame con tu rebozo , llorona
porque me muero de frío
tápame con tu rebozo. llorona
porque me muero de frío.

Dos besos llevo en el alma, llorona
que no se apartan de mi
dos besos llevo en mi alma, llorona
que no se apartan de mi.

El último de mi madre, llorona
y el primero que te di
el último de mi madre, llorona
y el primero que te di.
Ayayayayaaaaaay

 

 

 

 

Avenida juarez,San juan del río,querétaro

 

 

El chan del agua En el siglo pasado, a finales de los años treinta, llegó a Tequisquiapan una humilde familia con el afán de encontrar mejores condiciones de vida. La familia estaba integraba por Doña Maura Morales, su esposo Don Serafín y su hija Julia. Eligieron un pequeño espacio en lo que se conocía en tiempos pasados como el portal de Don Pancho. Ahí improvisaban una mesita para exponer a la venta los dulces que elaboraban. La venta se realizaba por las tardes y levantaban su puesto después de las nueve de la noche, cuando la gente se recogía en sus casas. Era costumbre de ellas, al terminar la vendimia, ir a bañarse al Piojo, un lugar exclusivo para mujeres y utilizado para bañarse y lavar la ropa. Un día que se encontraban disfrutando de las delicias del baño, por el desagüe del estanque salió repentinamente un enorme animal con cara de chango, quien sentándose en uno de los lavaderos se les quedó viendo fijamente. Asustadas, salieron las mujeres casi desnudas del lugar para no volver jamás a esas horas de la noche. Al día siguiente fue la noticia del día en el Portal, contándole a la gente que se les había aparecido un animal horrible con cara de chango. Al paso del tiempo, la gente aún cuenta la narración del Chan del agua.

Don Celedonio Gómez. Un personaje de leyenda. fue un personaje de Tequisquiapan en los años veinte. Fue un hombre muy rico que llegó a poseer más de cien hectáreas. Precisamente con el objeto de dotar a sus tierras de agua realizó una obra hidráulica de gran importancia para su tiempo: Un ducto subterráneo al que la gente del pueblo llamaba “lumbreras”. Dicho ducto llevaba el agua desde la presa Centenario hasta sus terrenos ubicados en la Magdalena en el lugar conocido como la Vega. Su riqueza y personalidad seguramente influyeron para que se hiciera de él una leyenda. Cuentan los más versados en el asunto que don Celedonio tenía pacto con el diablo, pues acompañado de un sirviente y varias mulas se dirigía a Espíndola (cerro ubicado entre los límites de Tequisquiapan y San Juan del Río) y en este lugar entraba a una cueva en la que era recibido por unos hombres vestidos de charro con un atuendo negro; quienes ponían por condición para entrar el dejar afuera las imágenes, medallas o escapularios que los visitantes pudieran traer. Ya dentro, cargaban las mulas con oro y regresaban a la casa de Don Celedonio, quien por este hecho siempre tenía mucho dinero. Asimismo, cuentan que realizaba en su casa reuniones para sus amigos, con grandes festines nocturnos. Estas reuniones se caracterizaban por el hecho de que todos vestían de negro y comían alimentos sin sal, además, ningún sirviente o pariente podía estar presente, sólo Don Celedonio y sus amigos. Se dice que cuando Don Celedonio murió, el demonio se lo llevó en cuerpo y alma. Su cuerpo desapareció del ataúd y en su lugar sólo se vio salir una serpiente. Como había que guardar las apariencias, los parientes llenaron el ataúd con arena de tal suerte que el peso de ésta semejara al del difunto, y fue así como simularon trasladarlo al panteón.

 

 

calaveras hechas con papel mache(méx)

 

 

ezequiel montes querétaro

Las Brujas del Llano En los años treinta del siglo XX, en plena efervescencia del movimiento Cristero, la parroquia de Tequisquiapan fue cerrada al culto por algún tiempo. Las familias que buscaban algún servicio religioso, se vieron en la necesidad de ir a otro lugar. Se cuenta que en una madrugada fría del mes de diciembre, una familia de Tequisquiapan salió con destino a Cadereyta para el bautizo de un niño; se trasladaron los padres y padrinos en una carreta tirada por mulas, conducida por Don Román Chávez Frías, persona que prestaba estos servicios en aquellos tiempos. Llegaron a Cadereyta sin contratiempo y se realizó el bautizo del niño. El sacerdote celebró la ceremonia en forma privada, por las circunstancias difíciles que se vivían debido al cierre de templos. Cumplido el cometido, salieron en santa paz del templo parroquial. Era la hora de comer y la comitiva se dirigió a una fondita, invitados por los padrinos. Ahí pidieron una ollita con pulque y brindaron alegremente; la comida fue sencilla y sabrosa con tortillas hechas a mano. Satisfechos con los tragos y la sabrosa comida, les llegó la hora de regresar a casa. Salieron de la fondita haciendo comentarios sobre lo satisfactorio que había resultado el viaje a Cadereyta. Tan contentos estaban que no se dieron cuenta que se les había hecho tarde y difícilmente harían el viaje de regreso con luz del día. Don Román los conminó a subirse a la carreta para tomar camino con celeridad, buscando con ello que el tránsito nocturno que necesariamente tendrían que hacer, les afectara lo menos posible. Las mulas fueron las paganas al fin de cuentas: tuvieron que jalar la carreta a un trote más rápido que el que se les exigió en el viaje de ida. La tarde pardeaba cuando apenas cruzaban a la altura del pueblo de Ezequiel Montes; la noche los sorprendió cruzando la ranchería del Ciervo y el cuidado en la conducción del carro tuvo que hacerse más precavido por el camino de tierra nada parejo y hasta pedregoso, en algunos tramos. El relajamiento y el cansancio natural del viaje habían hecho presa del conductor y los pasajeros, quienes transitaban callados pero atentos a una posible eventualidad que pudiera presentarse en la obscura noche. De pronto, la comitiva se sintió invadida de una extraña sensación, como si algo invisible los acosara El carro avanzaba con pesadez, los animales estaban inquietos y llegó el momento en que de plano se resistieron a caminar y lo hicieron por la presión que el conductor ejerció en ellos. De pronto, se dieron cuenta que unas lucecitas como luciérnagas danzaban alrededor de las orejas de las bestias, y a los pasajeros los invadió el miedo. Al ver parajes desconocidos, el conductor se dio cuenta que había perdido el camino cuando ya estaba muy entrada la noche. Con todo esto, hombres y mujeres empezaron a rezar y las mulas sufrieron las consecuencias siendo molestadas con más furia por las brujas. Los rezos y oraciones de los viajeros brotaron de su angustia y continuaron implorando a los santos de su devoción, pidiendo que terminara la pesadilla que estaban padeciendo desde hacía ya muchas horas. Tal fue el fervor de imploración que desaparecieron las chispas de luz de las orejas de las bestias, señal de que las brujas habían dejado de molestar. A partir de ese momento, las mulas se dieron una gran sacudida y recobraron su agilidad. Don Román, conductor de la carreta, les dijo a sus pasajeros: gracias a Dios que las Brujas ya nos dejaron en paz.....Todo volvió a la calma y, poco tiempo después, reencontró el camino perdido. Al despuntar el alba, familiares y padrinos que habían ido a Cadereyta a realizar el bautizo del infante, asustados y desvelados, regresaron sanos y salvos a Tequisquiapan.

 

Los Duendes del Agua En una noche cálida del mes de mayo de los años cincuentas, dos compadres que vivían en el barrio de San Juan, se encontraron el día señalado en la pulquería que atendía Don José González en la plazuela Cuauhtémoc; la cual era muy concurrida, por esos tiempos, por quienes gustaban de entrarle con singular alegría a la bebida nacional que produce el maguey de esta región queretana: el pulque, también llamado “cara blanca”, “neutle”, “néctar de los Dioses”, “muchachero”, etc. Sería como la una y media de la tarde cuando los dos alegres compadres, poniendo como pretexto el intenso calor que hacía acordaron darse una refrescadita comprándole a Don Pepe dos grandes jarros llenos del apetitoso pulque, que se ofrecía en tan singular expendio. El bullicio de los parroquianos que en gran número libaban en la pulquería, fue aumentado conforme transcurrían las horas; unos charlando amigablemente, otros discutiendo, otros jugando a la rayuela, y sin faltar los que preferían la baraja jugando la brisca y el conquián. El tiempo transcurría ligero en ese coloquio de expresiones que manifestaban los tomadores que permanecieron hasta ya entrada la noche. Nuestros personajes por consecuencia lógica, después de haber repetido una y otra vez las generosas raciones de pulque, ya habían cambiado de nombre, se embriagaron. Llegó la hora en que el negocio tenía que cerrar y Don Pepe convenció a los que ya no tan alegres compadres, más bien necios compadres, a que se fueran a sus casas. Ya era muy tarde y la noche muy obscura. En esos tiempos la iluminación en las calles era muy raquítica, un foquito de poca intensidad de luz colgando de los postes en cada esquina y en las calles largas, la oscuridad se hacía total. Abrazados y trastabillando iniciaron el difícil recorrido de regreso a sus casas. En el trayecto había que cruzar el río, sorteando con equilibrio las piedras escalonadas del lecho del río; lo cual para ellos, resultaba muy complicado en tales condiciones. No les quedaba otra alternativa más que bajarse la borrachera a como diera lugar, so pena de exponerse a una buena mojada de agua fría. Ante esta circunstancia, uno de los compadres le dice al otro: -“Chón, mejor vamos a hecharnos un baño para que se nos baje la borrachera.” Lo cual aceptó Pancho. Acto seguido se desviaron de su ruta para meterse al estanque de los lavaderos de la Huerta Grande; lugar que se llenaba con las derramas de los manantiales de los baños de la Purísima. Cuando ya estaban preparados para darse el chapuzón, trastabillaron y cayeron a las tibias aguas del estanque. Embrujados de contento por lo sabroso del baño, retozaban atarantados aún por su borrachera cuando de pronto, exaltado y sorprendido por lo que veía Pancho exclamó a gritos: -“¡Mira!, ¡Mira compadre a esos pinches enanos que andan brincando las piedras!” -“Ónde compadre”. Respondió Chon. -“Allí mero. Míralos, míralos”. Insistió Pancho. -“¡Ah jijos, de veras!” Afirmó Chon. Despavoridos como estaban, salieron del agua y se medio vistieron sin secarse. Entonces, como almas que lleva el diablo por el susto, tomaron el camino de regreso a sus casas pero antes cruzaron corriendo el río sin importarles el agua fría. Días después, ellos mismos en la pulquería platicaban lo que les pasó en aquel día de juerga, en el barrio de San Juan..!

somos dos extraños que nos conocemos muy bien..

somos tan parecidos y a la vez tan diferentes..!

ahora si "amiga huesuda" estás frases te quedan

de a "pelo" ...Cuando me abrazes,no me aprietes

que me da frio...!!(m,a)

 

..Pa'Tí con cariño...

Hay muerte cuantas veces me has tentado

siempre te tengo presente...

Te sientas a un lado de mi cama

siento cómo se hunde y ya se

que estás velando mis sueños y ahí

apareces,será qué siempre pido

morir y muerta en vida estoy,me has concedido

ya varias veces,"el mejor estilo de morir"

pero aquí sigo"robando oxigeno y jodiendo

a los demás"qué tán larga será mi vida?

qué tan corto será el pabilo de mi vela?

Qué vida llevare de lo que me quede

o de lo que me dejes.todavía tengo mucha

cuerda,quizá que no valoro "lo que vivo"

¿Y,sí,acaso vivo?

porqué me tienes aquí?porqué haces

qué piense mi muerte y hastá planeo

cómo quiero que me entierren..!Ando

como loca matandome el cerebro que

ponerle a mi epitafio,algo que vaya

con "mi personalidad",Espero que se acuerden

de mí,que sea por algo

que yo haya hecho y no por las "pendejadas"

que haya dicho..Acuerdate que si me llevas,

déjare partes de mí,porqué pienso donar

lo qué sirva ..y si aún sirviera mi corazón

espero lo tenga una persona mejor que yo..

y qué haga lo que me falto por hacer,no porqué

me arrepienta de lo que hise,,,,,me

arrepentiria de lo que no haya hecho en vida..

Ays,que no quisiera qué me entierren en la

santa tierra,dónde me llenaría de gusanos,

y no porqué les tenga miedo si ya en vida

conoci toda clase de "bichos""Ya al menos

déjame descansar en paz"Lo que sí sé y ahora

que "estoy en mis cinco sentidos",y te lo pido

de favorsito,lo más "padre"sería que me "cremaran"

Y qué mis cenizas las esparcierán al mar..

Digo,si no es mucho pedir..

Ya de paso y aprovechando el viaje que no

se les olvide ponerme zapátos para pasar el

valle de las espinas, que me vistan de blanco

y con pantalón ya sabes que no es muy de mi

estilo llevar la falda,ya parece que te escucho

cómo diria mi abuelita...

"cómo chingas"pero pues ya sería lo último de los

últimos favorsitos que te pida qué me´pongan

mi escapulario de la virgen del Carmen,

y no porqué sea "fregona"

ni quejumbrosa,pero ya qué somos amigas qué

me entierren con "unas moneditas"para pagarte

a tí y me pases pal'otro lado..Atentamente

Tú Seguro Servidora y Amiga...Martina(m,a)

Espero les haya gustado las leyendas de mi Estado de Querétaro

san juan del río,México..

Gracias por asomarte a leer mi blog,todos tus comentarios

son bienvenidos..!!

para más información de las tradicionales "altares mexicanos"

les dejo está página del periodico de mi municipio..!

Dios ilumine tu vida

(Esté blog lo puse el año pasado,agregue imagenes

y otros datos..gracias)

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/dia_de_muertos.as

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Re-blog publicado octubre 23 2011

Visitas: 16646

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

TODO DISCAPACIDAD

© 2004 - 2014   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio