Un buen amigo llega a nuestra vida en la circunstancia precisa, es más que nada cuando estas sola y triste por la soledad y la melancolía del amor ido y perdido.
Se crean nexos que crees nada los romperá, pero pobre y crédula mujer tu que confías en palabras vanas de hombre que no tiene sentimientos, nada de lo dicho esos días fue verdad.
Son meses en los que crees cuentas con una bella amistad, se comparten tantas cosas íntimas que hasta tu corazón brinca de alegría pero no es ese amor apasionado por otros hombres eso no...
Es la empatía del que te comprende porque comparte contigo las penas de los desamores, de las penas de estar sin un amor y sin esa pareja que seria en un tiempo el motivo de tu felicidad.
Pasan los meses hasta que se vuelven años y crees en tu corazón que hay algo más fuerte que el simple amor y la endeble amistad, que es la alegría de ser almas solitarias y unidas por el dolor.
Sus enfermedades son causa de pena para ti, pues sabes en carne propia lo que es la soledad de un hospital y ser una pobre víctima del mundo y sus placeres en un cuerpo cansado.
Te preocupas al punto de pensar en el con preocupación por su situación, lo extrañas y lo anhelas para sólo conversar porque lo sientes como hermano de lucha en la vida que comparten.
Pero que desgarcia es darse cuenta que de su parte no hay lo mismo que de la tuya, que para el sólo eres una vieja costumbre ya, que no importa lo que sientas y te deja sola.
Ya ni un simple saludo te da, eso es peor que engañar como se engaña a un amante o enamorado, es faltar a la lealtad del alma compartida en el dolor, es la absurda realidad.
Cuando descubres el porque de su falta de humanidad y de esa amistad que había antes cual es una persona que sólo quiere jugar con sus sentimientos y que tu de tonta le avisaste.
No hay peor traición a la amistad pura, sincera y de corazón que dejar sola a tu amiga que se preocupa por ti, que no duerme de pensar si estas bien o no, de esperarte en la noche para hablar.
Esa traición del amigo que se quiere por encima de todo duele, y de que forma mi amigo, pues el dolor avisa, dice y recuerda que no debes confiar más, en sus palabras.
Nada queda de esos días de buenas conversaciones de ayer, ahora eres sólo una tonta que le preocupa tu situación, que piensa en ti por tus males y tus penas.
Mira que tonta he sido creyendo que eras mi mejor amigo, mi confidente, seré yo de otro mundo que aún me entrego de corazón a mis amigos? Si, pero eso ya sa acabó.
Desde la última vez que supe lo que hacías cuando me dejabas hablando sola al vernos en la noche del martes fue lo que acabó con mi confianza en ti, con mi amistad por ti.
Y detrás de esa confianza se va el cariño por ese hombre que pensé era respetable y serio, sólo eres uno más en su lista de personajes que les gusta jugar a ser amigos.
Ya no siento tespeto hacia ti, eso dolió mucho más que verme sola sin tus palabras de apoyo y fortaleza a mi situación, eso dolió más que una traición de un amante que abandona.
Porque mi amigo entre tu y yo no había más nexos que el cariño y la amsitad de dos personas que compartían la soledad y desde que te vi con esa persona que ama jugar me sentí fatal.
Ya no confió en ti, esa bella amistad se fue por donde ella entro y desde que me dejaste sola como tu amiga que te quieria y respetaba te fuiste de mi alma.
Ya no te espero como antes, ya no me importa si llegas o si vas, si haces o no, si sueñas o consigues tus sueños y los haces realidad, aunque se que sueno mala te diré...
Ni tu salud, ni tu mente, ni tu vida me importa ya, vete de una vez y no juguemos más a ser amigos tu y yo, ya de mi parte no hay nada más para ti, desde ya te puedes ir con las personas que desees.
No te cuido más, ni de ti mismo, no perteneces más a mi mente por consiguiente de mi ser y te me vas bien lejos porque duele decirlo pero para mi te has muerto ...
Si me dejas enferma y como estaba mal en esos días, si me ignoraste en esos que tu eras el que estaba mal, si me dejaste de hablar así sea sólo saludar, es porque te has ido de mi realidad.
Ya mi amigo, no me interesas más, somos tan distintos tu y yo que la verdad no se, ni quiero volver a hablar contigo más, nuestras cosas en común ya no son las mismas porque tu faltaste a la amistad.
Me faltaste mi amigo, no fue una, ni dos, menos tres, fueron tantas que me he cansado de intentar continuar y de intentar comprenderte, ayudarte y acompañarte.
Vete de mi vida de una vez y no te preocupes que ya no estoy sola como tu crees, son varios los seres buenos que me quieren hoy, son tan gratos, amables y sinceros para mi....
Por esa misma razón, porque los conocí y me acompañan a diario no siento más esa soledad que sentía a tu lado aún estando juntos conversando, son mís amigos y amigas que están, siempre están.
Ya no me siento sola gracias a Dios y me dan tanto de su compañía y amistad que no te puedo comparar, porque los estafaría a ellos al quedarse junto a un ser que no sabe querer.
Es una completa injusticia con ellos ponerte a su lado porque ellos si me demuestran cada día que les importo y que siempre están a mi lado en este momento de mi vida.
Fuiste mi buen amigo en el tiempo que duro, pero cuando supe que no sabias, ni podías amar supe que tu no tienes corazón sino un duro hierro dentro que te hace frío y sin sentimientos.
Personas así no quiero ni necesito a mi lado, yo soy más corazón, alma y se que tu estas muerto en mi vida y que los fantasmas se fueron de mi lado para no pensarte más.
Bye mi ..... ya no me importas más....bye.....

Sarah. Febrero 3. 2015.

Visitas: 148

Los comentarios están cerrados para este post

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio