Han pasado meses desde que fui a vivir lejos de mi familia, ha sido una decisión difícil pero trascendental en mi vida. 

Ha sido una etapa de mucho aprendizaje, de crecer en todos los aspectos de mi vida; en un principio me daba mucho miedo pero tenia que intentarlo y después de todo no fue tan difícil como parecía, he tenido el apoyo incondicional de mi madre y desde luego que no faltaron comentarios como "no estoy de acuerdo", "'¿quien te va a ayudar en tal o cual cosa?", "es una locura" y una larga lista.

Por primera vez en mi vida sentí que tenia una vida propia, lo único que conocía de esta ciudad era el hospital y tuve la oportunidad de visitar varios lugares, de sentirme independiente, de tener una vida como cualquier persona de mi edad. El clima me favoreció, claro que seguía sintiendo fatiga y dolor pero en menor medida.

Llegue a vivir a una casa con otras chicas, un ambiente agradable, cordial y la señora de la casa siempre tuvo muchas atenciones conmigo, me ayudo mas de lo que esperaba.

Me costo muchas lagrimas porque nunca había estado tanto tiempo separada de mi mamá, me tenia que conformar con escucharla o verla cada 15 o 20 días solo por unas horas.

En estos meses y por primera vez asistí a una iglesia cristiana y me dio paz, tranquilidad, me ayudo a ver las cosas de una manera distinta

Después de este tiempo me siento contenta, satisfecha porque me demostré de todo lo que soy capaz.

CRM

Visitas: 205

Los comentarios están cerrados para este post

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio