Las enfermedades por redes sociales o tecnopatías

Las enfermedades por redes sociales o tecnopatías están a medio camino entre la dolencia reconocida y las manías personales. Son la consecuencia que trae la saturación tecnológica a la que estamos expuestos.

El excesivo uso de las redes sociales y de la mensajería instantánea provoca una sensación de conectividad, que disfraza nuestra soledad a través de un "like" un "tweet" o un "emoji". Toda esta carga de positivismo oculta el riesgo de padecer patologías físicas, como enfermedades inflamatorias y auditivas, jaquecas y mareos o trastornos psicológicos.

La situación se complica cuando las personas no pueden dejar de estar conectadas y las redes sociales acaparan su rutina estando más tiempo en la vida virtual que en la real, alejándose y dejando de tener vínculos con el mundo exterior. Algunos especialistas han denominado a este comportamiento como una adicción a las redes sociales y funciona igual que cualquier dependencia pero sin sustancia. El cerebro necesita el subidón que le proporciona estar conectados. Al final la adicción no es sentirse bien, si no sentirse menos mal.

  1. Cibermareo: Se refiere al mareo que sienten los usuarios de aparatos de realidad virtual, y que son parecidos a los que algunas personas sufren cuando viajan en un medio de transporte. Solo que permaneciendo inmóviles.

 

  1. Narcisismo: Con el exceso de¨selfies¨, al igual que Narciso la persona se identifica con su Ego y se convierte en objeto de uso. Es un mecanismo no muy sano para buscar aprobación y reafirmar la autoestima.

 

  1. Síndrome de la llamada imaginaria: Se siente que el teléfono vibra o suena, y luego se comprueba que no es cierto.  La razón es que el cerebro asocia el móvil con la vida diaria y cada estímulo que se recibe lo asocia al mismo. Cuando hay ansiedad y se está esperando un mensaje o llamada esta sensación permanece con mayor intensidad.

 

  1. Nomofobia: Este término proviene de las tres palabras "no", "móvil" y "fobia". Describe la angustia causada por no tener acceso al celular, variando desde una ligera sensación de incomodidad, hasta un ataque grave de ansiedad. Cuando la persona se queda sin batería en el móvil o no lo encuentra, cae en un estado de ansiedad constante y puede llegar a tener ataques de pánico.

 

  1. Adicción a redes sociales: La persona prefiere estar conectada que involucrarse en otras actividades. Esta adicción puede generar estrés, ansiedad y problemas interpersonales. Además de que puede ser el detonante para deteriorar otro tipo de relaciones sociales.

 

  1. Apnea del Whatsapp: La sufren aquellos que chequean esta app de manera compulsiva en busca de mensajes.

 

 

  1. Depresión del Facebook: Quienes la padecen, necesitan de una constante aprobación de los demás. Si no reciben likes, comentarios o reacciones a sus publicaciones pueden caer en una depresión. Favorece la comparación social y  puede generar baja autoestima.

 

  1. Cibercondria: La cibercondría, es la obsesión por consultar en internet cualquier síntoma que tengamos en la búsqueda de una posible enfermedad. Esto hace que quien la padece esté constantemente asustado por padecer múltiples enfermedades y encuentre en Internet el lugar para desembocar su ansiedad. De este modo el cibercondriaco empieza a tener diferentes síntomas y enfermedades de las que se enteró por medio de internet.

 

 

  1. Efecto Google: Es cuando nuestro cerebro se niega a recordar información como consecuencia de la posibilidad de acceder a ella en cualquier momento. La persona se acostumbra tanto a buscar todo en Internet, que después de un tiempo su cerebro no recuerda nada. Todos los usuarios de Internet son susceptibles de sufrirla.

 

  1. Dependencia de videojuegos en línea: Es una dependencia muy extendida. Para rehabilitar a los que padecen esta enfermedad, se han creado varios programas consistentes en 12 fases, igual que la terapia de alcohólicos anónimos.

 

 

  1. Hikikimori: Es una enfermedad muy común en Japón y se podría extender por todo el mundo. Quienes la padecen presentan un aislamiento social total evitando cualquier contacto con el mundo real ya que suelen pasar meses o años aislados del mundo real, siempre y cuando tengan acceso a internet.

 

  1. Hipersensibilidad electromagnética: Es un trastorno neurológico que sufren determinadas personas que reaccionan ante las radiaciones electromagnéticas no ionizantes como las que emiten los teléfonos móviles o las antenas telefónicas.

 

 

Aunque en los tiempos actuales es imposible prescindir de las redes sociales porque nos facilitan la vida y el trabajo, con el uso excesivo de las redes, estamos más fuera de nosotros mismos que dentro. Ya no son tan frecuentes los encuentros personales. Se busca estar actualizado continuamente en situaciones que no son parte de nuestra vida ni de nuestros verdaderos intereses. Bombardeamos nuestro sistema con excesiva información. Lo tecnológico nos fascina y nos atrapa. Actúa el Eros electrónico con una especie de magia que conecta el aquí y el ahora con el allá y el entonces.

 

Fuente: María Elena Trujillo. Integrando el Ser

 

Visitas: 50

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

Comentario por Lourdes el febrero 22, 2019 a las 3:26am

Totalmente de acuerdo con ustedes Dolores y Rebel de hecho la autora se queda corta con los síntomas mencionados sabemos que existe mas y que producen efectos secundarios...gracias por leerlo.. Saludos  

Comentario por Rebel el febrero 22, 2019 a las 12:25am

Muy cierto, el tema es más serio de lo que parece, hay que andarse con cuidado y desconectar de vez en cuando. Internet es útil para muchas cosas, para buscar información, para comunicarse, para compartir ideas y también para conocer gente muy interesante, pero si se puede, hay que tratar también de salir por ahí, relacionarse con los demás y no encerrarse demasiado en el mundo virtual, eso a la larga puede provocar tanto enfermedades físicas por un sedentarismo bestial como psicológicas por el aislamiento y la adicción que puede generar.

Saludos

Comentario por Dolores luna el febrero 21, 2019 a las 7:07pm

más los engaños en que caemos algunos por creer en amores de correo.

Hay tanta falsedad en estos mundos virtuales que debemos aprender a ver y a leer entre líneas tanta perfección que se ve en red es. 

Desconectarse es esencial. Hay que ver más la realidad y vivir. 

Abrazos amiga. Me encantan tus post. 

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio