Me gusta contemplar a los hombres geniales…