Tomas Tranströmer, fallecido en la noche del jueves 26 de marzo de 2015 a los 84 años, fue galardonado con el Premio Nobel de Litedratura en 2001. Merecía el galardón desde por lo menos 25 años atrás, pero, se ha dicho, la Academia de Estocolmo siente pruritos en premiar a sus compatriotas.

Tranströmer tuvo la particularidad de que, durante los últimos 25 años de su vida, no pudo escribir de puño y letra, como era su costumbre, porque sufrió una hemiplejia que le paralizó el lado derecho.

Tranströmer había nacido en Estocolmo en 1931 y a los 23 años publicó su primer volumen de poesía, que, siguiendo la costumbre impuesta por el poeta galés Dylan Thomas, tituló simplemente como 17 poemas.

A mediados de la década de 1960, el poeta trabajó como psicólogo en un hogar de menores infractores. En esa clínica conoció a Monika Bladh, su esposa.

Antes de ganar el premio Nobel, Tranströmer era conocido a nivel internacional solo en el ambiente literario. Pero tampoco la premiación lo puso en el tapete de los medios del mundo. Aquejado por la parálisis de medio cuerpo, mantuvo un discreto retiro en su silla de ruedas en su casa, junto a su mujer.

El poeta sí podía tocar el piano con su mano hábil, la izquierda, y que incluso varios músicos compusieron obras especialmente para que él las pudiera tocar.

Gran amante de la naturaleza, Tranströmer le dedicó a esta muchos de sus poemas, en una búsqueda de un mundo cercano y animado, animalizado, tan amenazante como sugestivo para el hombre, tan vehemente como inspirador.

Su sentido del misterio y de las maravillas de la rutina diaria le da a sus poemas una dimensión casi religiosa. Por eso muchos críticos se han referido a él como un “poeta cristiano”.

Visitas: 107

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio