Hola a todo elmundo,

 

Me dispongo a contar mi caso, en parte, porque necesito consejo y, en parte, porque espero que mi experiencia pueda serviros si estáis viviendo una situación similar, ya que veo que este es un tema del que escasamente se ha hablado en el foro.

 

Soy una chica discapacitada (amputada) que mantiene una relación con un chico devotee, cuya preferencia no es, en absoluto, una parafilia. No sé cuántos de vosotros os habéis documentado sobre el tema, pero en los artículos que podáis leer comprobaréis que se conoce como devotee no solo a una persona obsesionada con una discapacidad al margen de la persona portadora de la misma, sino también a aquel que tiene una preferencia por una determinada “característica” pero nunca aislada de la persona, quiero decir, para el que lo más importante es que esa persona, no solo tenga una determinada discapacidad, sino que cumpla otros requisitos de carácter físico y psicológico por los cual la persona en cuestiónse siente atraída.

 

En mi caso, para la persona con la que mantengo una relación no solo es importante que yo sea discapacitada, sino que yo sea yo en todas las facetas en las que lo soy, es decir, que le gusto yo por mí misma. Y a mí él.

 

Supongo que habrá quien no comprenda esto que estoy contando, porque sé que es posible que haya sufrido algún tipo de desencanto con estas personas a las que se considera como “enfermas”, pero puedo aseguraros que eso que dicen de que no todos son iguales es completamente cierto. Como cierto es que no se puede generalizar por una mala experiencia y encasillar a todo el mundo bajo el mismo adjetivo. Es por eso que os pido el máximo respeto a todas las partes, ya que hay personas que sufren de verdad las cosas que se puedan decir, y que, por favor, no generalicéis. Os pido vuestra experiencia, porque la necesito para la mía, la necesito de verdad.

 

Porque lamentablemente no todo es un camino de rosas. Como a los que se encuentren en la misma situación, a mi chico le preocupa lo que puedan pensar de él por tener una determinada preferencia, es algo innato a ella. Y sé que no es fácil de comprender. Podéis pensar: si te quiere de verdad no tendría miedo. Pero también debéis pensar que se trata de personas que toda su vida se han sentido rechazadas por las propias personas de que gustan, y que les han repetido hasta la saciedad que son unos enfermos. ¿Enfermos de qué? Porque, que yo sepa, cada cual tiene su gusto y nunca nadie se ha dedicado a juzgarle: los hay a los que les gustan altas, bajas, con pies grandes, con nariz grande, pequeña, pecho grande, sin pecho, pelirrojas, rubias, castañas. ¿Es un enferm@ el que se siente atraíd@ por las tetonas??? ¿o por los hombres de grandes manos? Quizá sería extraño que persiguiera a todas las tetonas sin descanso para acostarse con ellas. Pero, si conoce a una persona que le gusta físicamente por esa característica pero de la que además se ha enamorado porque es una persona especial, que comparte sus gustos e intereses, que le/la quiere… ¿es un enferm@ entonces?

 

El problema alque se enfrentan estas personas no es fácil, ya que toda su vida SE HAN SENTIDO MAL POR SENTIR, que si ya es difícil decirlo, imaginaos como debe ser vivirlo en vuestras propias carnes.

 

Sé, como discapacitada, que debemos enfrentarnos a muchos obstáculos, y a veces pienso que la vida me pone trabas porque soy capaz de superarlas, como superé mi accidente y conseguí llevar una vida independiente y completamente normal, con mis amigos, mis estudios, mis hobbies y… ahora él, la persona a la que más quiero y a la que veo sufrir de continuo por un miedo injusto, alimentado por la falta de tacto de muchas personas que, no exentas de sus problemas y sufrimientos propios, han tenido con él, y con muchos de vosotros. Y yo sin saber qué hacer, cómo ayudarle a perder el miedo. Leí por aquí el testimonio de una chica que se encuentra en una situación similar y para la que fue demasiado tarde cuando quiso darse cuenta, y de verdad, es una pena que se haga tarde.

 

No sabéis lo difícil que es para mí esto, la impotencia que siento. Anteriormente yo he estado con otras personas y él también pero, de repente, nos cruzamos el uno en el camino del otro y nos aportamos el uno a lo otro lo que cada uno de nosotros necesitaba en todos los sentidos. En estos pocos meses todo ha sido y está siendo completamente maravilloso y cuando estamos juntos somos felices, somos bien. Solo que sigue estando ahí ese p…. miedo interno, ese miedo al que no voy a dejar que se interponga entre dos personas para las que la vida ya ha sido lo bastante cruel de una forma o de otra y que se comprenden perfectamente porque están hechas para comprenderse… pero necesito saber cómo acabar con él…

 

No os pido que me deis la razón ni que me la quitéis, os pido que recapacitéis y que me contéis vuestra experiencia. Necesito saber qué hacer, necesito saber si otros han dado el paso, necesito saber que es posible.

 

Muchísimas gracias a todos por leer este tostón.

 

Sed felices. Yolo estoy intentando.

 

Besos mil.

Etiquetas: amor, amputada, devotee, miedo, relación

Visitas: 4468

Las respuestas están cerradas para esta discusión.

Respuestas a esta discusión

Es tu vida, no creo que debas dar explicaciones por amar, el amor nace como una flor en donde quiere, hay que cuidarlo, así que no te sientas mal por amar y porque te amen, disfrútalo y que digan lo que quiera, siempre van a hablar ....

Te sientes bien con él?? si el es sincero contigo es todo lo que debería interesarte!!!!

RSS

© 2004 - 2017   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio