Mentiroso compulsivo


RECONOCE AL MENTIROSO COMPULSIVO

Aunque parezca difícil de creer, cuando una persona miente compulsivamente, él o ella es quien se engaña en primer lugar, pues no es capaz de ver la diferencia entre la verdad y la fantasía y se aleja irremediable y peligrosamente de la realidad.

Pudiera sonar exagerado, sin embargo, las mentiras de tu pareja pudieran ser únicamente la punta del “iceberg” y que en el fondo se esconda una persona con problemas psicológicos o conflictos emocionales sumamente serios.

De acuerdo con los psicólogos, los adultos mienten para lograr algo o para autoengañarse porque se niegan a aceptar todo aquello que les incomoda.

Estos expertos aseguran que, de alguna manera, se aprende a mentir en la infancia debido a la incomprensión o rechazo de los padres y, claro, también para adaptarse a lo que ellos quieren o esperan de nosotros. Cuando la mentira se vuelve enfermiza, cuando se hace un hábito y se miente por deporte, el tema se vuelve mucho más grave.

Según los psicólogos, las razones más comunes por las que alguien miente son las siguientes:

• Para satisfacer su propia vanidad.
• Para obtener cierto absurdo placer a través de invenciones.
• Para demostrar poder o control ante los demás.
• Para dañar a los demás con rumores o falsas acusaciones.
• Para conseguir estima, atención y afecto de los demás.
• Para así poder compensar su propia inseguridad.



¿QUÉ SIENTE?

Si el mentiroso oculta o desfigura la verdad, con seguridad no se siente nada bien y, además, sufre de:

Desgaste emocional: Tiene que controlar las palabras y forzar la memoria para no contradecirse.
Malestar: Al mentir no elimina ningún malestar, el problema de fondo subsiste y se siente aún peor que antes.
Efecto boomerang: Al intentar disfrazar una realidad que no soporta, la demuestra con más fuerza.
Remordimientos: El sentimiento de culpa le pesa tanto que comete errores y termina siendo atrapado.
Rechazo: Sus engaños constantes acaban por deteriorar las relaciones con los demás.
Desconocimiento propio: Nunca llega a saber cómo es en realidad, vive en un mundo imaginario (termina creyéndose sus propias mentiras).



¿CÓMO DETECTARLO?

Las personas que inventan, deforman o exageran la realidad son conscientes de su incapacidad para comunicarse con sinceridad, pero no pueden controlar su conducta y viven llenos de malestar sin solucionarlo. Algunos viven en un mundo irreal y ni siquiera se dan cuenta de que están mintiendo.

Si descubrimos que nuestro amor es un/a mentiroso/a, es mejor no condenar, castigar ni desenmascararle, porque la humillación puede ser contraproducente.

Lo mejor es intentar hacerle ver que su vida funcionaría mejor sin los engaños, que quizás no pueda salir solo/a del problema y que necesita ayuda. Recordarle que es más fácil identificar al mentiroso que al cojo.

Hay que hacerle ver con tranquilidad, sin reproches, que para que una relación pueda fortalecerse es necesario contar con una confianza total del uno hacia el otro y que las mentiras, por pequeñas que sean, lo único que hacen es que se siembre la duda y que sobre la base de ello jamás se podrá construir una relación segura.

Es bueno infundir seguridad en la pareja, aceptarla con sus faltas y debilidades, pero pedirle siempre honradez. Los pinochos no logran relaciones exitosas.

--------------------------------------------------

Ya no recuerdo dónde encontré este texto... pero bueno, si su autor o autora lo lee y se siente aludido/a, que me lo diga y o bien incluiré el debido crédito o bien borraré la entrada.

Visitas: 326

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Por desgracia, he tenido varias parejas con esa característica. He llegado a pensar que les atraigo de alguna manera... Coincidían en su baja autoestima y en estar altamente influidos por sus familias, sobre todo las madres, siendo dependientes emocionalmente. Supuestamente, se inventaron una vida y forma de ser, que no tenían, para conquistarme y mantenerme a su lado. Poco a poco, o mucho a mucho, fuí descubriendo sus mentiras y me resultó extremadamente doloroso. Más, cuando prometen cosas que, con el tiempo, compruebas son imposibles. Lo peor es que uno de ellos fue a hacerme daño a propósito y me ha costado bastante recuperarme por lo que ahora intento evitar este tipo de personajes, inseguros y chupa-sangres, que ya no me dan pena. Y aconsejo a tod@s que hagan lo mismo en cuanto noten la mínima falsedad y no les den oportunidad de machacar al personal con sus actitudes. Me parece interesante el artículo y garcias por ponerlo. Un saludo.
angeles dijo:
Por desgracia, he tenido varias parejas con esa característica. He llegado a pensar que les atraigo de alguna manera... Coincidían en su baja autoestima y en estar altamente influidos por sus familias, sobre todo las madres, siendo dependientes emocionalmente. Supuestamente, se inventaron una vida y forma de ser, que no tenían, para conquistarme y mantenerme a su lado. Poco a poco, o mucho a mucho, fuí descubriendo sus mentiras y me resultó extremadamente doloroso. Más, cuando prometen cosas que, con el tiempo, compruebas son imposibles. Lo peor es que uno de ellos fue a hacerme daño a propósito y me ha costado bastante recuperarme por lo que ahora intento evitar este tipo de personajes, inseguros y chupa-sangres, que ya no me dan pena. Y aconsejo a tod@s que hagan lo mismo en cuanto noten la mínima falsedad y no les den oportunidad de machacar al personal con sus actitudes. Me parece interesante el artículo y garcias por ponerlo. Un saludo.
Por ese motivo he decidido poner este articulo , he visto mucho de eso por aquí , y aunque no es muy extenso puede servir para no caer en las manos de ese tipo de persona, si a uno/a le resulta útil ya habrá merecido la pena.
Un saludo angeles, y aprovecho para saludarte también Poly.
Estoy de acuerdo contigo Xana
Yo tambien he visto esto por aqui, y ademas de alguien que conoces Xana, saludos

Responder a debate

RSS

© 2004 - 2019   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio