Cuando un misógino, racista, fascista, antisemita, supremacista, vulgar y prepotente ególatra gana el voto en el país más poderoso del mundo y tiene en sus manos el botón nuclear, es un fracaso para la humanidad.

Visitas: 429

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Pues desde mi punto de vista ninguno de los dos era lo mejor para esa nación fue voluntad de Dios que ganase Dios pone y quita reyes solo Dios sabe el destino del mundo rogamos que le vaya bien 



Hermes Herrera dijo:

Pues desde mi punto de vista ninguno de los dos era lo mejor para esa nación fue voluntad de Dios que ganase Dios pone y quita reyes solo Dios sabe el destino del mundo rogamos que le vaya bien 

Estoy contigo Hermes Dios lo puso y tenemos que ver que pasa.

Una nación que Dios ha bendecido en gran manera que le haya dado la espalda a Dios esas son las consecuencias todo lo que siembra uno eso mismo cosechara 



Hermes Herrera dijo:

Una nación que Dios ha bendecido en gran manera que le haya dado la espalda a Dios esas son las consecuencias todo lo que siembra uno eso mismo cosechara 

Así es mi estimado amigo muchas veces no opino abiertamente por que mis ideas son muy polemicas, pero la verdad que el gane de Trump sera para castigo de todas las naciones, la maldad se ha desatado en los niveles mas desbordados y se han olvidado completamente de Dios y queriendo haciendo ver tanto pecado como cosas normales.

Definitivamente el retorno de Jesús esta cerca 



Hermes Herrera dijo:

Definitivamente el retorno de Jesús esta cerca 

si.



Hermes Herrera dijo:

Definitivamente el retorno de Jesús esta cerca 

claro que sí.

No es casualidad que entre sus apoyos esté el Ku Kus Klan y el partido neonazi americano, y que en Europa sus mayores felicitaciones las haya recibido de partidos de ultraderecha, la primera de todas de Marine Le Pen del Frente Nacional Francés. En Europa también existe un riesgo muy real de que alcancen el poder ultras como Donald Trump. En tiempos de incertidumbre y de crisis muchos se dejan arrastrar por cualquiera que apele a lo más simplista, visceral y reaccionario del ser humano (eso que Carl Sagan llamaba "el cerebro reptiliano" o el lado más oscuro de la naturaleza humana): el tribalismo, el nacionalismo, el odio al extranjero, las banderas, la búsqueda de chivos expiatorios a quienes culpar de todos los males sociales y nacionales, el miedo a todo lo que llega de fuera, la búsqueda obsesiva de la "pureza" cultural, racial, nacional.... Nada nuevo bajo el sol, ya ocurrió con los fascismos del siglo XX y ahora repunta bajo nuevas caras y formas. Ya lo dijo Cicerón: Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla.
Queda la esperanza de que a Trump no le dejen hacer todo lo que ha dicho, y que en Europa después del Brexit y el crecimiento de los nacionalismos y  la ultraderecha no nos dejemos arrastrar del todo por la misma locura. Todavía estamos a tiempo.

Por favor, decís que Dios lo puso? Pero por qué no razonaís bien lo que decís? A ese hombre lo puso el propio hombre a través de leyes electorales injustas. Hay que recordar que, en cantidad de votos, ganó la Sra. Hillary Clinton por 1% de diferencia pero, las leyes electorales de los EE.UU dicen que esto no es válido para designar a un presidente y que dicho presidente se designa por mayoría absoluta de votos electorales, aunque todos sabemos que lo más democrático es la designación a través del voto popular directo. Este sistema de votos (a través colegios electorales) son una trampa para la democracia de este bendito y hermoso país. Por dar un ejemplo, Texas tiene 38 votos electorales. Cuando uno de los dos candidatos gana en este Estado, aunque sea por un voto de diferencia, este candidato se lleva consigo todos los votos electorales, es decir, los 38. El candidato que perdió no se lleva absolutamente ningun voto electoral y todos los votos populares que obtuvo van a la basura. Es un sistema totalmente injusto, que no respeta la proporcionalidad del voto popular. Un sistema que creó el hombre para deformar la democracia. Esto obviamente no es cristiano y, por lo tanto, no proviene de Dios. Un saludo.



Rebel dijo:

No es casualidad que entre sus apoyos esté el Ku Kus Klan y el partido neonazi americano, y que en Europa sus mayores felicitaciones las haya recibido de partidos de ultraderecha, la primera de todas de Marine Le Pen del Frente Nacional Francés. En Europa también existe un riesgo muy real de que alcancen el poder ultras como Donald Trump. En tiempos de incertidumbre y de crisis muchos se dejan arrastrar por cualquiera que apele a lo más simplista, visceral y reaccionario del ser humano (eso que Carl Sagan llamaba "el cerebro reptiliano" o el lado más oscuro de la naturaleza humana): el tribalismo, el nacionalismo, el odio al extranjero, las banderas, la búsqueda de chivos expiatorios a quienes culpar de todos los males sociales y nacionales, el miedo a todo lo que llega de fuera, la búsqueda obsesiva de la "pureza" cultural, racial, nacional.... Nada nuevo bajo el sol, ya ocurrió con los fascismos del siglo XX y ahora repunta bajo nuevas caras y formas. Ya lo dijo Cicerón: Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla.
Queda la esperanza de que a Trump no le dejen hacer todo lo que ha dicho, y que en Europa después del Brexit y el crecimiento de los nacionalismos y  la ultraderecha no nos dejemos arrastrar del todo por la misma locura. Todavía estamos a tiempo.
Todos los presidentes de EEUU han sido enjendros del mal !!!!!!



Anwender dijo:

Por favor, decís que Dios lo puso? Pero por qué no razonaís bien lo que decís? A ese hombre lo puso el propio hombre a través de leyes electorales injustas. Hay que recordar que, en cantidad de votos, ganó la Sra. Hillary Clinton por 1% de diferencia pero, las leyes electorales de los EE.UU dicen que esto no es válido para designar a un presidente y que dicho presidente se designa por mayoría absoluta de votos electorales, aunque todos sabemos que lo más democrático es la designación a través del voto popular directo. Este sistema de votos (a través colegios electorales) son una trampa para la democracia de este bendito y hermoso país. Por dar un ejemplo, Texas tiene 38 votos electorales. Cuando uno de los dos candidatos gana en este Estado, aunque sea por un voto de diferencia, este candidato se lleva consigo todos los votos electorales, es decir, los 38. El candidato que perdió no se lleva absolutamente ningun voto electoral y todos los votos populares que obtuvo van a la basura. Es un sistema totalmente injusto, que no respeta la proporcionalidad del voto popular. Un sistema que creó el hombre para deformar la democracia. Esto obviamente no es cristiano y, por lo tanto, no proviene de Dios. Un saludo.

Jeremias 27:5-8

Yo hice la tierra, los hombres y los animales que están sobre la faz de la tierra con mi gran poder y con mi brazo extendido, y la doy a quien me place.…

La victoria de Trump es un claro ejemplo del auge de los populismos de estos últimos años.

En Latinoamérica ha habido y hay muchos gobiernos populistas. Y en Europa hay ya fuertes partidos populistas (adjunto un gráfico que es para asustarse). En España tenemos a Podemos y sus asociados, en Francia al Frente Nacional, en Grecia a Syriza y Aurora Dorada, en Italia al Movimiento 5 Estrellas y a la Liga Norte, en Alemania a Alternativa para Alemania, en Dinamarca al Partido para el pueblo Danés, en Holanda al Partido de la Libertad, etc etc etc.

En un mundo donde es muy simple utilizar los múltiples medios de comunicación de masas que existen y lanzar mensajes llamativos, la existencia del populismo es difícil de evitar. De manera que sí, estamos mal...

Responder a debate

RSS

© 2004 - 2017   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio